ARTICULOS

• ¿Hacia qué modelo de turismo queremos llegar en Punta del Este? Visión desde el Desarrollo Sostenible
• Culturas aborígenes, arqueología y turismo en el Uruguay
• Preparando el Día del Patrimonio 2016 – Segunda entrega
• Preparando el Día del Patrimonio 2016
• Hacia la Construcción Del Geoturismo en el Uruguay
• Interpretando el territorio nacional
• Aprendamos de los horneros
• Playa de la Laguna del Sauce - Gestión Ambiental Certificada 2015.
• Turismo sustentable en la microrregion de Fray Bentos: potencial, realidad y perspectivas.
• ¿Qué turismo queremos para nuestro país?
• ÁREAS PROTEGIDAS EN URUGUAY: EL COMPROMISO CON LA PROTECCIÓN DEL AMBIENTE
• ¡A la defensa del Uruguay profundo!
• OS CAMINHOS DO VINHO. ESTADO DO PARANA. BRASIL
• Trabajo de Turismo Sostenible - Cristina Madero
• Turismo Sostenible en Uruguay - Caso Punta del Este - Lucía Dossetti
• Ponencia Prof. Dr. Krzystof Parzyck
• Proyecto con dañinos impactos ambientales para Costa Rica - GREENACCORD
• Crítica al padadigma dominante en el turismo
• La imagen de los paisajes culturales en la promoción oficial del turismo en el Uruguay (2010/2011)
• Turismo Pedagógico: Conceptos y Aplicación
• Día Mundial del Turismo Responsable
• Fiesta del Girasol en San Javier y un poco más...
• Se extiende la polémica por proyecto en la Laguna Garzón
• Turismo Rural, Agroturismo y Desarrollo Rural
• Fray Bentos como Polo Industrial: 130 años trascendiendo fronteras
• La heroica hazaña del tanque "Fray Bentos"
• Sustentabilidad: ¿solo no maltratar el Medio Ambiente?
• Estrategia de desarrollo a través del Turismo Sostenible
• Aprendiendo qué (no) se debe hacer para logar un turismo sustentable
• Desordenamiento territorial
• Flujos turísticos mundiales: una mirada desde lo ambiental
• ¡Y nos fuimos a la Patria Gaucha!


¿Hacia qué modelo de turismo queremos llegar en Punta del Este? Visión desde el Desarrollo Sostenible
En turismo se definen estilos, modelos o tipologías, que van surgiendo según las diferentes épocas o que las va demandando el propio visitante. Así por ejemplo es común hablar del Turismo de Masas: cuyo slogan sería “vengan cientos, miles…sin evaluar si la naturaleza o la sociedad es capaz de recibir cientos o miles…
Leer Artículo


Preparando el Día del Patrimonio 2016 – Segunda entrega
NUESTROS DOS SITIOS PATRIMONIALES DE UNESCO

El Uruguay cuenta con dos sitios patrimoniales reconocidos por UNESCO.
Uno que remite a nuestro pasado colonial, y otro –más reciente en cuanto a su declaración y al período que representa – el período de la modernización del país, el cual marcó el rumbo de su Historia.
Leer Artículo


Culturas aborígenes, arqueología y turismo en el Uruguay.
Álvaro González Gervasio.

La visión que se ha tenido en nuestro país acerca de las culturas aborígenes –y en consecuencia del patrimonio arqueológico indígena prehistórico- ha estado cargada de prejuicios y de falta de fundamento científico.
Leer Artículo


Hacia la Construcción del Geoturismo en el Uruguay
Se realiza una presentación del concepto de Geoturismo, como forma de “turismo de naturaleza”, y una revisión de conceptos básicos relacionados con el mismo: geodiversidad, geopatrimonio, geoconservación, geositio, geoparque. Se mencionan algunos elementos de la geografía física del Uruguay, con énfasis en los aspectos geológicos y geomorfológicos, que pueden convertirse en atractivos para esta actividad. Se realizan sugerencias para el desarrollo del geoturismo en el país, a partir del incentivo que significó la inclusión de “Grutas del Palacio” en la Red Global de Geoparques de UNESCO en 2013.
Leer Artículo


Interpretando el territorio nacional
El territorio uruguayo bajo el influjo de las nuevas modalidades turísticas, invita a una nueva mirada y valoraciones.
Leer Artículo


Aprendamos de los horneros
Un término que desde hace un tiempo está siendo recurrente, es la tan nombrada “sustentabilidad” o “sostenibilidad”. ¿A que nos referimos? Básicamente a tener una visión global para la puesta en práctica de los emprendimientos promoviendo el desarrollo.
Leer Artículo


Turismo sustentable en la microrregion de Fray Bentos: potencial, realidad y perspectivas.
Autor: Álvaro González
La microrregión de Fray Bentos tiene potencialmente en el turismo el tercer componente de un modelo de desarrollo local que podemos llamar “forestal /portuario/ turístico”. En efecto, el turismo en la modalidad sol y playa ha tenido en la región transfronteriza un importante desarrollo en los últimos años, basado fundamentalmente en la consolidación de urbanizaciones balnearias en ambas márgenes del Río Uruguay: Las Cañas, próxima a Fray Bentos y el Balneario Ñandubaysal, en la Provincia de Entre Ríos, ambos orientados al turismo regional.
Leer Artículo


Playa de la Laguna del Sauce - Gestión Ambiental Certificada 2015.
Por 8º año consecutivo, el Ministerio De Turismo y Deporte certificó con su marca “Playa Natural”, la gestión ambiental de la Playa de la Laguna del Sauce.
Leer Artículo


En el Día Mundial del Turismo: ¿Qué turismo queremos para nuestro país?
Leer Artículo


ÁREAS PROTEGIDAS EN URUGUAY: EL COMPROMISO CON LA PROTECCIÓN DEL AMBIENTE
*Andrea Chinazzo y Álvaro González Gervasio
Leer Artículo


¡A la defensa del Uruguay profundo!
*Por Lic. Juan Andrés Pardo
Es lindo recorrer, visitar y conocer los pueblos y localidades del interior más profundo del país. En lo personal, es algo que suelo hacer seguido ya que me resulta una actividad interesante desde varios puntos de vista. Por un lado, uno puede conocer los lindos paisajes campestres que nuestro Uruguay tiene, y si encima se tiene la chance de charlar con los paisanos, ello puede resultar una experiencia de aprendizaje enriquecedora.
Leer Artículo


OS CAMINHOS DO VINHO. ESTADO DO PARANA. BRASIL
Circuito Turístico Caminho do Vinho –São José dos Pinhais – Paraná– Brasil
Professor do Programa de Pós-graduação em Geografia
Marcos Aurelio Tarlombani da Silveira
Universidade Federal do Paraná – Brasil

Leer Artículo


¨Interactuando con Paisajes Permaculturales¨
Cristina Madero.

Diploma en Turismo Sustentable IUTUS – CEUTA
Curso: Turismo Sustentable: origen, fundamentos y aspectos legales
Trabajo Final
Leer Artículo


Turismo Sostenible en Uruguay: caso Punta del Este
Lic. Lucía Dossetti Canobra

Diploma en Turismo Sustentable IUTUS - CEUTA
Curso: Turismo Sustentable: origen, fundamentos y aspectos legales
Trabajo Final
Leer Artículo


Aspectos del turismo litoral en la Costa del Mar Báltico en Polonia
11/3/2013
Ponencia del Prof. Dr. Krzystof Parzyck. Universidad de Pomerania. Polonia.
Charlas abiertas sobre Turismo Costero. Posada al Sur. Montevideo, lunes 11/3/2013.
IUTUS – Retos al Sur.

VER PONENCIA


Proyecto con dañinos impactos ambientales para Costa Rica - GREENACCORD
IUTUS comparte información sobre proyecto con dañinos impactos ambientales para Costa Rica, que nos envían los amigos de la ONG ambientalista italiana.
VER PROYECTO


Crítica al padadigma dominante en el turismo
Entrevista a Rodrigo Fernández Miranda, investigador y miembro del equipo de Alba Sud
Una reflexión crítica al discurso turístico dominante

Javier Tejera, Ecotumismo

Rodrigo Fernández Miranda es investigador, consultor social, profesor y activista, y miembro de Ecologistas en Acción, Consume hasta morir, Folia Consultores y Alba Sud. Autor del libro “Viajar perdiendo el sur”, desde hace tiempo teníamos muchas ganas de hablar con él y plasmar su opinión crítica sobre cuestiones como el aumento exponencial del número de viajeros a nivel mundial, la deriva de las certificaciones de turismo sostenible , la fiebre por promover inversiones turísticas extranjeras en continentes como África o sobre la democratización de segmentos como el turismo de cruceros, entre otros.

Pregunta: A mediados del pasado mes de diciembre, la Organización Mundial del Turismo (OMT) anunció que se habían alcanzado por primera vez en la historia la cifra del turista internacional mil millones en un solo año, ¿esto es motivo de celebración o de echarse a temblar?
El crecimiento de la industria del turismo internacional viene mostrando una invulnerabilidad desde la firma de los Acuerdos de Bretton Woods, con un aumento imparable desde entonces en la cantidad de desplazamientos, de ingresos y destinos. Como referencia, la cantidad de desplazamientos internacionales, que, como bien dices, este año por primera vez superan los mil millones, se ha multiplicado por dos desde 1993, por cinco desde 1975 y por cincuenta desde 1948. Y según las previsiones de la OMT esta tendencia se mantendrá a lo largo de las próximas décadas.
Sin embargo, parece lógico que ninguna actividad, inclusive la industria más poderosa de la globalización económica, pueda crecer de forma indefinida cuando depende, directa y necesariamente, de unos recursos que son limitados y se desarrolla en un planeta que es finito. Si se tienen en cuenta los límites ambientales tanto de inputs como de outputs se llega de la categórica conclusión de que la sostenibilidad es incompatible con el crecimiento infinito que necesita esta industria para garantizar su propia supervivencia.
Por eso, creo que el dato es para preocuparse y, principalmente, para promover una reflexión crítica de las personas que tenemos la capacidad material para desplazarnos.

Pregunta: A este ritmo, se alcanzarán los 1.800 millones de viajes internacionales en 2030, ¿qué tipo de impactos, no siempre visibles, ha propiciado el crecimiento exponencial que ha experimentado el turismo a nivel mundial?
Los impactos del turismo internacional, que es un hecho económico y sociocultural exclusivo de las clases medias consumidoras y del que quedan excluidas tres cuartas partes de la población mundial, se suelen agrupar en tres categorías: económicos, medioambientales y sociales.
En lo económico, se debe tener en cuenta como cuestión general que cuando este turismo es entre Norte y Sur se desarrolla en el marco de unas relaciones comerciales y económicas desiguales, y las empresas transnacionales tienen la potestad de centralizar las ganancias y socializar las pérdidas y los impactos derivados de la actividad.
Por otra parte, entre los impactos económicos se deben señalar otros como los siguientes: la creación de puestos de trabajo precarios y con derechos laborales y sindicales muy limitados, y la destrucción de puestos de trabajo en actividades tradicionales (y fundamentales para la vida), como la pesca o la agricultura, entre otros. El aumento del precio de los recursos o los bienes esenciales, al crecer sensiblemente la demanda del suelo, el agua o los alimentos, lo que recae especialmente sobre los sectores más empobrecidos de la población local. Por otra parte, entre el 20 y el 80% de los beneficios que se generan a través del turismo internacional salen de los países de destino.
En materia medioambiental, la “huella turística” se produce al ser una actividad masificada que en todos los casos supera la capacidad de carga de los territorios de destino. Asimismo, una parte importante de los recursos que hasta el desembarco del turismo internacional se utilizaban para la satisfacción de necesidades básicas de la población autóctona, cambian de uso y se convierten en una materia prima del mercado global.
Entre los impactos medioambientales también se pueden destacar: la sobreexplotación de recursos, principalmente el agua y la tierra, dadas las características de la actividad turística. Las consecuencias sobre el territorio que supone la creación o ampliación de las infraestructuras para la recepción, movimiento o estancia de las visitas internacionales, y que la mayor parte de la población local no utiliza. Los impactos locales y globales que conlleva el transporte motorizado, principal parámetro sobre el que se asienta el turismo, especialmente el aéreo que es el que más dañino resulta (y que representa más del 43% de los mil millones de desplazamientos): la consecuencia más grave es sin duda el cambio climático. Además, la actividad turística genera contaminación del aire, el agua y el suelo, y la generación de residuos.
Por último, para comprender los impactos sociales se debe tener en cuenta la construcción de relaciones asimétricas y verticales entre población autóctona y turismo, dada la relación de dependencia económica que existe en los países que ponen en marcha el monocultivo turístico en sus economías.
Por lo que la “turistización” de un territorio, bajo el paradigma del “desarrollo turístico” y en el marco de la globalización neoliberal, supone un cambio radical en la fisonomía de la sociedad, la economía, las relaciones laborales y las condiciones de los entornos naturales. Una transformación en la que la población autóctona y las comunidades locales no tienen voz en la toma de decisiones. A la nula participación de la población local hay que añadirle la muy limitada capacidad de regulación y control que las autoridades públicas suelen tener sobre la actividad y las empresas transnacionales que la operan, a pesar de desarrollarse en sus territorios y explotando sus recursos.
De esta manera, los territorios empobrecidos suelen quedarse con los impactos sociales, económicos y ambientales, y sin los beneficios económicos que se generan, ya que en su mayoría a través de diferentes mecanismos una parte significativa de las ganancias son sacadas y repatriadas de los países anfitriones. Así, en esta lógica prima el derecho de las empresas transnacionales al lucro y de las sociedades opulentas al consumismo, por encima de los derechos sociales, económicos, culturales y ambientales de una parte significativa de la población anfitriona.
Un modelo de “desarrollo turístico” incompatible con el desarrollo humano, la preservación de las condiciones naturales, sociales y culturales en los destinos. Y la voracidad que conlleva la obtención de ganancias en el corto plazo acelera los procesos de destrucción, sobreexplotación y desposesión, y garantizan la insostenibilidad de la actividad. Y son los sectores más vulnerables de las sociedades anfitrionas, y principalmente las generaciones venideras, los que más sufren y sufrirán estos impactos.

Pregunta: Se ha sabido recientemente que Gijón se unirá a Barcelona como ciudad certificada en turismo responsable y sostenible por el Instituto de Turismo Responsable. En el caso de la ciudad condal choca con las continuas quejas por el mobbing inmobiliario, la masificación, la ausencia de negocios locales o la inflación por parte de los vecinos del centro de la ciudad, por sólo citar algunas cuestiones. ¿El posicionamiento en términos de sostenibilidad turística se hace en clave de rentabilidad más que de concienciación real?
Considero que hay que poner en cuestión esencialmente todo aquello que tenga que ver con las certificaciones, sean de productos, de servicios o de destinos turísticos. La pregunta de fondo es: ¿a qué necesidad responden estas certificaciones? ¿A quién benefician?
La sostenibilidad es una cuestión muy concreta: se trata nada menos que de adecuar las sociedades y sus estilos de vida a la capacidad del planeta para proveernos de recursos y soportar los residuos y contaminantes que generamos. Se trata de satisfacer de forma equitativa a todas las personas, y fundamentalmente poder garantizar la satisfacción de las necesidades de las generaciones venideras.
La sostenibilidad no es un concepto vacío de contenido, sino todo lo contrario. No obstante, parece que durante los últimos años distintas industrias intentan cooptar este concepto para vaciar su contenido y adaptarlo a intereses puramente mercantiles y económicos. De esta manera, lo que tiende a hacer la industria, con la connivencia de los poderes públicos, es transformar la idea de sostenibilidad en un nicho de mercado.
Los casos que citas de Barcelona y Gijón representan una contradicción fundamental, y que nos pueden servir como ejemplos de cómo se intenta hacer de la sostenibilidad, el principal desafío que tenemos las sociedades opulentas a nivel social y medioambiental, un nuevo segmento de negocios, aunque para ello se deba desvirtuar totalmente la idea de qué es y qué no es sostenible.
Más allá de la cosmética de las certificaciones, podemos encontrar iniciativas realmente vinculadas a la sostenibilidad, como es el caso de las Ciudades Slow, que buscan la mejora en la calidad de vida a través del fomento de los espacios verdes, la ausencia de estrés y la tranquilidad. Esto se realiza a través de bases como las siguientes: mantener una política de urbanismo amigable con los habitantes, el uso de energías renovables, una normativa coherente con la naturaleza, la conservación de los espacios verdes e histórico-culturales, la alimentación basada en los criterios de Slow Food, el cierre al tráfico motorizado en los centros urbanos, entre otros.
En mi opinión, siendo la industria turística globalizada junto con sus actividades conexas el principal agente de deterioro ambiental en el mundo, es lamentable que en nombre de la “sostenibilidad” se adopten estrategias cosméticas de marketing, y no un proceso de profunda reconversión.

Pregunta: Este año se celebra la III edición de Investour, un foro que se celebra en el marco de Fitur para promover inversiones en proyectos turísticos en África en materia de infraestructuras, formación, consultoría y turismo sostenible. ¿Qué tipo de inversiones se tendrían que propiciar para poder hablar de turismo sostenible real?
Las inversiones turísticas que se vienen realizando en África, principalmente desde principios del Siglo XXI, colocando a algunos de estos países como mercados turísticos de peso creciente en la globalización (Marruecos, Senegal, Egipto, Túnez) están replicando y profundizando un modelo de turismo internacional que lo que genera son más desigualdades, más deterioro medioambiental, y la acumulación de riqueza en manos de un puñado de empresas transnacionales que producen beneficios a partir de la explotación de los recursos de países empobrecidos.
Como premisa, toda inversión destinada a mega proyectos turísticos está en las antípodas de la sostenibilidad, porque como señalaba la sostenibilidad está por definición reñida con cualquier forma de masificación. Este tipo de inversiones son las que se deberían propiciar para hablar de un turismo sostenible.
Por ello, la promoción de un turismo realmente sostenible tiene que ver con un turismo más local, más lento, de mayor cercanía, más frugal y, necesariamente, a pequeña escala. Cosa que para las grandes transnacionales del sector supondría un menor retorno sobre la inversión.

Pregunta: Precisamente África está siendo uno de los mayores focos de inversión turística extranjera en la actualidad. Sólo en el último año se ha incrementado un 42% el número de hoteles, con mucha presencia de marcas como Rezidor, Starwood, Hilton o Accor, en ocasiones en países como Guinea Ecuatorial en donde la democracia brilla por su ausencia. Se dice que la mayor parte de estas inversiones vuelven a los países de origen y para propiciarlas se dan amplios beneficios fiscales a las multinacionales, ¿cuál es la diferencia entre inversiones de este tipo y proyectos como EuroVegas o Barcelona World en España?
Esta es una de las lógicas perversas que hay en la globalización económica: el mito de la Inversión Extranjera Directa y el crecimiento del PIB como algo bueno en sí mismo. En este tema el turismo es una de las industrias emblemáticas: según muchos estudios, entre el 20 y el 80% del dinero que entra por el turismo internacional en países periféricos es repatriado hacia los países dónde las transnacionales tienen su sede o directamente a paraísos fiscales. Por cada dólar que entra por turismo en el Caribe, solamente 0,15 se quedan en el país.
Esta es una dinámica intrínseca al modelo de “desarrollo turístico” dominante en esta globalización.
Después de la explosión de la crisis en el Estado español empezaron a verse dinámicas similares a las que las poderosas transnacionales turísticas con sede en el país desarrollan en muchos países empobrecidos, principalmente de América Latina (NH, Sol Meliá, Barceló, Iberostar, Riu, etc). Los ejemplos de Eurovegas y Barcelona World son claros en este sentido: se aprovecha la coyuntura de crisis social y económica para poner en marcha megaproyectos inútiles que sólo benefician a una minoría privilegiada, en detrimento de los derechos sociales, culturales, económicos y ambientales de amplias mayorías.
Proyectos que suponen un cambio en las reglas del juego de los países, para adaptarlas a los intereses de las transnacionales que pretenden invertir. Esto conlleva una adecuación del marco legislativo, un alto retorno sobre la inversión, una fiscalidad entre laxa y nula, una relajación de leyes laborales y medioambientales, entre otros. En definitiva queda a la vista que este tipo de proyectos no aporta prácticamente nada a las arcas públicas ni al bienestar social, y supone una agresión al territorio, pero sí aportan ingentes beneficios para las empresas que los explotan, únicas beneficiarias de este tipo de iniciativas.
Y la inversión extranjera y la hipotética creación de puestos de trabajo son los dos argumentos que sirven para legitimar este sinsentido. Sinsentido por partida doble: el territorio español está saturado de turismo, y las evidencias sociales, económicas y medioambientales son cada vez más claras; asimismo, la apuesta por megaproyectos de estas características supondría no sólo regresar, sino también profundizar el modelo productivo sustentado en la especulación urbanística y financiera que condujo al país a la crisis más grave de las últimas décadas, con consecuencias todavía por conocer.
Es decir, lo que se propone como fórmula para salir de la crisis es profundizar el modelo que nos condujo hasta ella, lo que solemos parodiar diciendo que se propone que “para salir del pozo, sigamos cavando”. En el imaginario social, y gracias a un discurso repetido hasta el hartazgo, estas ideas van teniendo cierto grado de consenso social.

Pregunta: Hace poco, en el marco del Foro de Turismo Responsable, se ha presentado una interesante iniciativa: el Observatorio del Turismo Irresponsable. ¿Se hace necesario cambiar la óptica y empezar a diferenciar al que realmente lo está haciendo mal? ¿Qué criterio debe seguir el turista medio para detectar flagrantes casos de turismo irresponsable, que a priori se perciben como todo lo contrario?
Esta iniciativa del FTR me parece realmente interesante. Es verdad que la industria turística globalizada es una de las que ha gozado de una imagen pública más positiva, siendo conocida como “la industria sin chimeneas” y quedando de esta manera durante mucho tiempo exonerada de los graves impactos locales y globales que producía. Sin embargo, las consecuencias negativas son cada vez más evidentes y van siendo desenmascaradas a partir de la eficacia comunicativa de las organizaciones sociales y ecologistas, que muestran la cara oscura de esta actividad.
Por ello, tarde pero seguro, las transnacionales de la industria fueron dando durante los últimos años pasos en las políticas de responsabilidad social corporativa. Un fuerte avance sobre la cosmética de la industria se produjo introduciendo en la comunicación publicitaria nuevos nichos de mercado apoyados en valores sociales o ambientales. Turismo comunitario, turismo rural, turismo ecológico, turismo sostenible… aunque parece paradójico que las mismas transnacionales que hacen un turismo “irresponsable” sean las que abran segmentos de mercado de turismo “responsable”.
Todas estas iniciativas enmarcadas en la responsabilidad social corporativa añaden un grado de confusión a la sociedad sobre qué es y qué no es, por ejemplo, responsable, sostenible o justo.
Tener como criterio primario quién promueve y quién se beneficia de una iniciativa turística puede servir para discernir el tipo de turismo que se está consumiendo. Analizar el grado de coherencia de una iniciativa turística anunciada como “sostenible” con el resto de las operaciones de la empresa que la ofrece. Es como cuando Starbucks decide que el 0,05% de su café sea “justo”, ¿y qué pasa con el restante 99,5%?
En todo este intento de confusión que lo que pretende es seguir promoviendo un estilo de vida y de consumo insostenible, justamente en nombre de la “sostenibilidad”, la “responsabilidad” o la “justicia”, creo que la clave vuelve a ser la información y la conciencia crítica de las personas. Una conciencia que además de ser crítica repercuta en acciones concretas, que sea activa, que promueva no solamente un cambio en la mirada sobre el mundo y sobre nosotros mismos, sino también una transformación de nuestras acciones que legitiman un modelo de “desarrollo” que es, antes que cualquier otra cosa, un salto al vacío.
Asimismo, la contrainformación y la denuncia a empresas, políticas o prácticas turísticas dañinas son elementos clave en todo este proceso de construcción de una sociedad más crítica, y más respetuosa con las personas, las culturas y sus entornos naturales, entre otros.
Además, cada vez hay más iniciativas de turismo alternativo desde las organizaciones sociales en el Norte y el Sur, un movimiento cada vez más extendido y articulado que está construyendo desde hace décadas otros turismos posibles. Lo que también supone empezar a discutir y a construir de forma colectiva otro proyecto de sociedad, fuera de las lógicas del crecimiento, el individualismo, el hedonismo radical o la competencia.
En conclusión, algunas preguntas que pueden orientar un cambio de mirada en el momento de viajar pueden ser: ¿cómo se reparte el beneficio generado por la actividad? ¿Qué cambios supone este turismo sobre los territorios y las comunidades locales anfitrionas? ¿Qué participación tiene la población local sobre las decisiones acerca del proyecto turístico? En definitiva, ¿qué modelo turístico estoy legitimando a través de mi viaje?

Pregunta: Hablando de turismo irresponsable, a pesar de haber proyectos en marcha para propiciar una mayor sostenibilidad ambiental en el turismo de cruceros, ¿hablamos de uno de los segmentos turísticos más insostenibles por naturaleza?
Al igual que fue sucediendo con el turismo internacional de estancia, el turismo de cruceros ha evolucionado desde el elitismo a una creciente masificación. Actualmente, el turismo de cruceros es el subsector turístico que más ha aumentado durante las últimas décadas en la economía globalizada. La demanda mundial se ha multiplicado cuarenta veces en cuatro décadas, y durante los últimos seis años se ha duplicado, superando en 2011 los veinte millones de consumidores en el mundo. Aunque parece que su techo de crecimiento todavía está lejos de alcanzarse.
Esta modalidad turística es todo un paradigma del funcionamiento y las dinámicas de la globalización económica. Sus características definitorias son también características de esta globalización. Por ejemplo, la movilidad física, la posibilidad de recolocación del capital en tiempo y lugar a conveniencia de los intereses de las operadoras, el hecho de contar con una población trabajadora que puede proceder de cualquier parte del planeta, la posibilidad de seleccionar las condiciones fiscales y laborales nacionales que resulten más provechosas para las empresas o la ausencia de regulaciones globales estrictas para la actividad.
Por su parte, la concentración de la oferta de turismo de cruceros es enorme: tres empresas transnacionales controlan prácticamente el mercado mundial, tratándose de un oligopolio. En cuanto a las condiciones laborales, su principal cualidad es una precarización extrema del empleo facilitada por el uso de las “banderas de conveniencia” en este tipo de embarcaciones.
Finalmente, los impactos que genera esta actividad son totalmente desproporcionados a su peso como subsector. Estas consecuencias se podrían resumir en: contaminación del aire, el agua y la tierra y destrucción de biodiversidad marina en materia medioambiental. En el ámbito social, la violación sistemática de derechos sociales, laborales y sindicales, y prácticas discriminatorias por motivo de origen étnico o racial, nacionalidad o género a las personas trabajadoras a bordo de las embarcaciones. Por último, la impunidad fiscal y el oscurantismo financiero a través del uso de “banderas de conveniencia” y paraísos fiscales, además de las fuertes dinámicas de control y concentración de los beneficios de la actividad, con una competencia desigual para las pequeñas y medianas explotaciones turísticas en los destinos, y prácticamente sin derramas para las poblaciones anfitrionas.
Por eso el turismo de cruceros es uno de los segmentos turísticos más insostenibles. Con el agravante de que está suponiendo una de las principales apuestas de la industria, frente al estancamiento del turismo de estancia en alguno de los principales mercados geográficos del Norte económico. Por lo que, si no se logra detener esta peligrosa tendencia, lo más grave de esta modalidad de los cruceros está todavía por venir.
Más información aquí.

Pregunta: Ahora que cada vez se oye y escucha el término turismo sostenible y conociendo tu opinión crítica al respecto, ¿podrías explicarnos qué es para ti el turismo responsable ideal y que consejos darías a un viajero realmente concienciado sobre dar un giro en su forma de viajar y hacer turismo?
Creo que, en términos generales, un turismo responsable se relaciona con una forma de viajar y ejercer el ocio que tenga en consideración a los entornos naturales, sociales y culturales en los destinos, de modo que no existan impactos negativos de la actividad. Dicho de otra manera, un turismo es responsable si está cultural, medioambiental y socioeconómicamente integrado en las comunidades y territorios anfitriones. Por lo tanto, en primer lugar entiendo que se trata de una actividad que, como punto de partida, debe apelar a una conciencia crítica de las personas viajeras.
Por otra parte, para hablar de responsabilidad en el turismo se deben tener necesariamente en cuenta los límites biogeofísicos de inputs y de outputs con los que se enfrentan los modelos de producción, transporte, distribución y consumo. Por el contrario, el modelo de desarrollo turístico en el capitalismo global está condenado al crecimiento infinito para garantizar su propia supervivencia; y esto lo hace esencialmente irresponsable.
Desde mi perspectiva, un turismo responsable debería alejarse de todo principio dentro de las lógicas productivista y economicista, y apoyarse en valores, como la equidad, la solidaridad, la justicia o el respeto por el medioambiente. En cuanto a las formas de producción, un turismo responsable debería como base promover el desarrollo humano y social local de las comunidades receptoras, contribuir a la protección y conservación de las condiciones naturales del territorio, ser social y económicamente sostenible, producirse a pequeña escala y con condiciones laborales dignas. Aunque también, como decía, debería relacionarse con las formas de consumo, diferenciándose claramente de las lógicas y dinámicas del consumismo, instando al respeto a las culturas y entornos locales y promoviendo unos intercambios interpersonales con roles horizontales.
Por lo que, un turismo responsable se relaciona con un cambio de mirada y con una transformación sociocultural que incida directamente en el estilo de vida dominante, principalmente en las sociedades del Norte económico. Se trata de una evolución en las formas de viajar, conocer, disfrutar, consumir, que ponga a la vida en el centro, a la economía al servicio de las personas, y a la sostenibilidad como epicentro de un nuevo modelo económico, productivo y de desarrollo. Y esto en el contexto de crisis medioambiental global se relaciona directamente con la reducción: porque no es posible sostener por mucho tiempo mil millones de desplazamientos internacionales al año, porque esta situación más temprano que tarde conducirá a un colapso, porque no hay planeta que resista una agresión de este nivel.
Creo que el desafío es asumir de forma colectiva y consensuada esta transformación, antes de que sea la propia naturaleza la que imponga sus límites.

Fuente: http://www.albasud.org/blog/ca/376/entrevista-a-rodrigo-fern-ndez-miranda-a-ecotumismo


La imagen de los paisajes culturales en la promoción oficial del turismo en el Uruguay (2010/2011)
The Image of Cultural Landscapes in the official Promotion of Tourism in Uruguay (2010/2011)
GONZALEZ Álvaro, SALGADO Enrique.
Instituto Uruguayo de Turismo Sustentable (IUTUS)

Resumen
La construcción de una imagen adecuada de los productos y destinos turísticos viene siendo de un interés creciente por parte de la administración pública. La marca territorial que caracteriza al destino no solo da nombre al mismo, sino que centraliza la imagen que el turista se configura del conjunto.

El término paisaje tiene diferentes acepciones. Para la disciplina del turismo, se trata es una manera de ver el mundo, en la cual las ideas previas y la sensibilidad del observador son fundamentales. La mirada supone la individualización y selección de algunos signos que dan al lugar su carácter de turisiticidad. De ahí la importancia del paisaje en la construcción de la imagen de un lugar o país.

En Uruguay existe una diversidad de paisajes, más complementarios que contrastantes. A pesar de la marca territorial “Uruguay Natural”, en nuestro país predominan los paisajes culturales. Los videos analizados del Ministerio de Turismo y  Deporte no distinguen entre paisajes naturales y culturales. El rasgo de “naturalidad”, definitorio de la marca territorial, es utilizado indistintamente para mostrar áreas silvestres, rurales o urbanas, lo que plantea un conflicto en cuanto al significado de la misma.

Palabras claves: paisaje cultural – marca territorial – promoción turística

Abstract
The construction of a suitable image of tourist products and destinations is object of increasing interest by Administrations. The territorial brand which features the destination not only gives name to it, but also puts the focus on the image that the tourist constructs of such destination.

The term landscape has got different meanings. For tourism studies, landscape means a way of looking at the world, in which previous ideas and the sensibility of the observer are capital. This look implies the individualization and selection of certain signs, that gives a place its characteristics of tourist attraction. Hence the importance of landscape in the construction of the image of a place or a country.

Uruguay offers a diversity of landscapes, more complementary than contrasting to each other. In spite of the territorial brand “Natural Uruguay”, there is a predominance of cutlural landscapes. The propagandistic videos issued by the Ministry for Tourism and Sport which were analized do not distinguish between natural and cultural landscapes. The natural aspects of the landscape underlined by the territorial brand are used indistinctly to show wiild, rural ass well as urban areas. This raises a conflict in its meaning.

            Key worlds: cultural landscape – territorial brand – tourits promotion

1) JUSTIFICACION
En la actualidad la imagen de todo producto o servicio tiene una importancia fundamental en la predisponer al potencial consumidor a su compra. En lo que respecta a los destinos turísticos, la construcción de una imagen adecuada de los mismos viene siendo una preocupación creciente de la administración pública a diferentes niveles territoriales: país, región y ciudad. Ello en el marco de la percepción del turismo como factor de crecimiento económico y de desarrollo social de los territorios.

En el turismo la promoción a través de la constitución de una imagen es tan importante, que se convierte en la acción que conforma el producto turístico. Ello debido a que en este campo de lo que se trata es de darle un nuevo significado a una serie de elementos-fenómenos materiales e inmateriales, naturales o culturales, que han de servir de núcleo del producto turístico (Álvarez, 2010:1).

El destino turístico es para Bull (1994, citado por Sancho (1988:55) el país, la región o la ciudad adonde se dirigen los visitantes, como su principal objetivo. Como tal tiene un fuerte anclaje geográfico, de ahí su relación con el concepto de paisaje en sentido amplio, y de paisaje cultural específicamente. En tanto tal constituye un espacio geográfico de características especiales, que comprende una serie de productos turísticos. Dichos productos están compuestos  por elementos que, por su naturaleza, pueden clasificarse en tangibles (atractivos naturales, condiciones climáticas, infraestructura) e intangibles (servicios, aspectos simbólicos), los cuales forman un conjunto. Teniendo en cuenta los elementos componentes del paisaje es interesante mencionar la clasificación de productos turísticos que propone Pierre Defert (Lanquar (2001:132):“fitomo” o características geomorfológicas, “hidromo” o conjunto de los recursos hídricos, “litomo” formado por las construcciones humanas y “antropomo” que comprende los elementos antropológicos.

No obstante el turista percibe el destino como un todo, que adquiere significado a través de una experiencia de vida acotada en el tiempo y en el espacio (Alonso Fernández, 2007:95). Sancho (op.cit.:172) habla de una “experiencia turística integral”, compuesta por una diversidad de bienes y servicios públicos y privados, que el consumidor adquiere en el destino turístico, y por los factores ambientales y culturales del entorno. En la misma línea Tamaghi et al. (2010:3) precisan que, si bien el destino puede ser considerado como una zona geográficamente delimitada, cada vez más se interpreta como un concepto subjetivo, conformado por los visitantes en función de sus itinerarios de viaje, su formación cultural, sus motivaciones y su experiencia previa.

            En el marco de la creciente competencia entre los destinos a nivel mundial y regional, estos se han convertido en un producto en si mismos. El espacio turístico como espacio de consumo ha de constituir un “espacio soñado”, que requiere de la construcción de una imagen publicitaria acorde, y de la posterior comprobación in situ por parte del usuario de su correspondencia con la realidad. De ahí la importancia de la marca territorial que caracteriza al destino. Como señala Alonso Fernández (op. cit.:96), ésta da nombre al destino y centraliza la imagen que el turista se configura del conjunto. Tamaghi et al. , op.cit:3) consideran incluso que un destino turístico es “un territorio con su marca, que intenta ocupar un lugar en los mercados”. Si bien existen diferentes categorías de destinos turísticos, a los efectos del presente trabajo tomaremos al país en su conjunto, y a la marca territorial a él asociada: “Uruguay Natural”.

Los autores, aun sin provenir del campo de las ciencias de la comunicación, el marketing o la publicidad, hemos entendido que el tema planteado es de importancia para aproximarnos a cómo son considerados y presentados los paisajes de nuestro país –en especial los paisajes culturales – como objetos de atracción turística, por parte del Ministerio pertinente.

2) ANTECEDENTES
En ocasión del IV Congreso Latinoamericano de Investigación Turística realizado en Montevideo en Setiembre de 2010, la investigadora Mónica Maronna presentó el trabajo titulado “La imagen oficial del Turismo Uruguayo a través de la Comisión Nacional de Turismo (1935-1950)”.  El mismo revela que tempranamente el estado uruguayo percibió la importancia de generar una imagen publicitaria de los lugares con atractivos turísticos existentes en el país, dirigida a diferentes tipos de público. El instrumento principal de difusión fue la revista “Turismo en el Uruguay”, de distribución gratuita.

Indica Maronna (2010:1)) que “(l)a revista tradujo en imágenes esa conjunción de intereses y reunió en un solo lugar las formas clásicas de representación de los atractivos”. En ella la fotografía ocupa un lugar destacado, enfatizando un repertorio clásico y limitado de atributos paisajísticos y culturales que hacían a la atractividad del Uruguay como destino turístico.

El análisis de las imágenes y los textos de dicha publicación, así como de guías y folletos editados por la Comisión Nacional de Turismo, y de  cortos cinematográficos sobre algunas zonas del Litoral y del Este, realizados por particulares, evidencia una fuerte homogeneidad en el discurso oficial sobre el turismo y la clara convicción de que era un sector dinámico y con alto potencial de desarrollo.

“La promoción del turismo utilizó las formas clásicas con que se presentaba el tiempo libre: grupos en los parques, los bailes, el baño de mar, las familias tomando sol en la arena o en las rocas, por citar los más clásicos. Predomina siempre el entorno que invita al placer y existe un alto grado de ajenidad a los acontecimientos externos, hay un despojo de cualquier representación que evoque un conflicto. Proyecta invariablemente la imagen de ‘un mundo feliz’ ” (Maronna, op.cit.:12)

El mensaje trasmitido es por lo tanto el usual en la promoción turística, remitiendo al espacio turístico como “espacio soñado”, opuesto al espacio turístico del trabajo y, muchas veces, de los problemas. Cabe señala que en la investigación citada no se explicita la adopción de una metodología de análisis de contenidos, más allá de la percepción visual de las imágenes impresas y la interpretación de los textos que las acompañan, y, en lo referido a la filmografía, las imágenes de las películas y la voz.

3) CATEGORIAS ANALÍTICAS

3.1) Paisaje.
            Como sabemos, el concepto de paisaje es polisémico, debido a los cambios de significado que el mismo ha tenido en el tiempo, al significado que adquiere en cada cultura y a su apropiación por diferentes disciplinas. Por esta razón resulta imprescindible establecer el sentido con el cual es utilizado en el presente trabajo.

A nuestro criterio existen dos concepciones opuestas del paisaje que, a falta de encontrar una categorización mejor, hemos de clasificar como “paisaje como unicidad” y “paisaje como conjunto de elementos relacionados”. Explicaremos porqué preferimos esta clasificación a la de “subjetiva” y “objetiva”, a la cual cada una de ella remite.

La concepción del paisaje como unicidad se debe a Alejandro Humboldt. El conocido naturalista alemán la generó en ocasión de su viaje a América entre 1799 y 1804, y fue luego plasmada en la obra “Cuadros de la Naturaleza”, publicada en 1808. El concepto humboldtiano de paisaje es complejo, ya que implica una construcción mental por etapas donde participan los sentimientos y la razón. El paisaje tal como es percibido –y admirado- por el turista se corresponde con la primera etapa de dicha construcción: la sugestión o impresión (en alemán: Eindruck):

“(L)a suggestione sorge nell’ animo umano come manifestazone originaria, come sentimiento primigenio al cospetto della grandiosità e della bellezza della natura. La sua forma cognisicitiva è appunto quella del paesaggio, che corresponde al mondo inteso come un’ armonica totalità di tipo estetico – sentimentale … (Farinelli, 2003:42)

No corresponde a los efectos de nuestra investigación profundizar en la perspectiva de la concepción de Humboldt. No obstante conviene señalar que la señalada aproximación al paisaje es tan solo la primera de las tres etapas que comprende la construcción del concepto que, definitivamente formulado, constituye una síntesis de los abordajes perceptivo y científico.

Las condiciones de existencia del paisaje son: un sujeto que mira, una superficie sobre la que extender la visual captando la totalidad de una sola mirada y un horizonte lejano, lo que requiere de la existencia de una altura, al menos que sea un lugar de topografía completamente llana. Farinelli (op.cit.:41) puntualiza quedicho sujeto está histórica y socialmente determinado. Se trata de un producto de la modernidad: el burgués educado ubicado entre los siglos XVII y XVIII europeos. El antecedente inmediato de esta novedosa concepción se encuentra –tal como indica Antola (1978:44) - en los pintores holandeses del siglo XVI conocidos como “paisajistas”, a través de sus obras en que se representaban espacios rurales, a diferencia de las escenas marítimas o los retratos. El nombre que da Humboldt a su libro (“Cuadros de la Naturaleza”) no deja dudas acerca del origen artístico del término. Como señala Dos Passos (1988). en ese entonces son también abundantes en la literatura europea así como en las decoraciones escenográficas las alusiones a paisajes exóticos, que deslumbraban por la exuberancia de su vegetación.

El paisaje no es entonces un conjunto de cosas, sino una manera de ver el mundo, en la cual las ideas previas y la sensibilidad del observador son fundamentales. A tal punto que el paisaje resultante es en realidad el fruto de la relación entre este y lo que (ad)mira. Santos (2008:68) enfatiza que la dimensión del paisaje es la dimensión de la percepción, una etapa diferente y en tal caso previa a la del conocimiento.

Urry (1991, citado por Brucculeri, 2009:12) enfatiza en el papel central de la mirada para la generación y definición del hecho turístico. Esta mirada supone la individualización y selección de algunos signos que dan al lugar su carácter de “turisticidad”. Mirada que no es espontánea sino construida a través de procesos culturalmente determinados.

La otra concepción se debe, según Farinelli (op.cit.:49), a Sigfried Passarge y su Geografía del Paisaje, nacida en 1919. En ella el paisaje pasa a ser una entidad objetiva y objeto de estudio científico. Las connotaciones subjetivistas se borran. El paisaje es un conjunto de elementos relacionados (clima, relieve, hidrografía, suelos, vegetación) a partir del cual se construyen tipologías que han permitido clasificar las regiones naturales del mundo. De entidad el paisaje se convierte en clase. La diferencia entre “paisaje visible o sensible” y “paisaje geográfico”, que planteó Renato Biasutti en 1947 es reveladora de este cambio de sentido. En tanto el primero es el espacio abarcable con la vista, el segundo constituye una síntesis conformada por los rasgos más frecuentes de un espacio de mayor superficie a la delimitada por el horizonte.

Una línea similar de objetivación será recorrida luego por la denominada Ciencia del Paisaje, tanto en Alemania como en la ex – URSS, con énfasis en las formaciones vegetales en el primer caso, y en la geomorfología y los suelos en el segundo. La Ecología del Paisaje, plasmada por Carl Troll en 1966, que adopta además una visión sistémica, al poner énfasis en las relaciones de intercambio de masa y energía entre dichos elementos o componentes, participa de esta concepción.

En resumen: distinguimos dos conceptos de paisaje o paisaje natural. Uno sintético y excepcionalista, para el cual el observador resulta ser un factor fundamental. Otro sistémico y generalista, que se centra en los elementos físico-naturales que constituyen el objeto. Claramente es la primera de las concepciones de paisaje la que se relaciona con el paisaje turístico.

3.2) Paisaje cultural
El adjetivo “cultural” agrega otro nivel de complejidad al concepto que venimos discutiendo. En efecto, la creciente antropización del Planeta ha llevado a una transformación progresiva del espacio, de modo tal que la influencia directa o indirecta de la mano del Hombre puede apreciarse prácticamente en prácticamente todos los paisajes terrestres. En consecuencia podemos decir que “paisaje humanizado” o “antropizado” e incluso “paisaje artificial” son sinónimos de este concepto.

“Se no passado havia a paisagem natural, hoje esa modalidad de paisagem praticamente já nao existe. Se um lugar nao é fisicamente tocado pela força do homem, ele é, todavía objeto de preocupaçoes e de intençoes econômicas ou politicas” (Santos, op.cit.:71) .

Ottto Schluter, en 1908, planteó académicamente el término paisaje cultural, oponiéndolo al de paisaje natural. Posteriormente Carl Sauer fue el mayor difusor de la idea. Planteó que los paisajes culturales son generados por formas superpuestas al paisaje natural por la creación humana. Precisa Claval (1999) que las formas visibles –parcelamiento, construcciones, arquitectura- no son capaces por si solas de revelar la cultura del grupo humano que ocupa dicho espacio. La coherencia y estructura de un paisaje de debería más a la recurrencia de los temas que a la unidad de composición, la cual es solo posible en espacios limitados, como los jardines, muchos de ellos vinculados con lo sagrado. De modo que el paisaje cultural es un producto no planificado de la actividad humana, un resultado de la acumulación de formas.

Remitiéndose a la etimología latina del término (“pagus”), Daniel Vidart expresa claramente el carácter particular y único del paisaje cultural:

“Un micro - pais así considerado se distingue, merced a su tono paisajístico propio, de los otros que lo rodean y otorgan acentos locales al macro - país que los engloba. Dicho acento, dicho tono, dicho sistema intransferible de masas y contornos , de colores, aromas y sonidos, de cielos que dialogan con los campos y de hombres que actúan con y contra la naturaleza, época tras época y estación tras estación, se hace visible y tangible en los cultivos, caminos, viviendas, caseríos y organizaciones socioeconómicas del espacio concebidas y construidas según un modelo que a corto plazo se copia a sí mismo al par que se modifica gradualmente, como en el pasado premaquinista, o súbitamente, como en el caso de la civilización contemporánea. De lo expuesto se infiere que un micro - país es un sistema de paisajes con fisonomía propia, cuyas morfologías significativas dan cuanta de las relaciones de las sociedades con sus ambientes y de las relaciones de los hombres entre sí.” (Vidart. http://www.audadp.org.uy/paisaje.php?subaction=showfull&id=1249500278&archive=&start_from=&ucat=2)

Al igual que como mencionamos para el caso del paisaje a secas, existen dos dimensiones de paisaje cultural: la concreta y visible –a la que refiere Vidart- y la abstracta o taxonómica. En el segundo caso el concepto de paisaje cultural ha recorrido dos caminos diferentes - aunque no opuestos – uno a nivel de la investigación y otro vinculado con las políticas sectoriales.

Por un lado, al igual que en el caso anterior,  el paisaje cultural se convirtió en una categoría adecuada para establecer una tipología. En este sentido, cabe mencionar la que se propone en Max Sorre (1961), basada en el grado de superación de las adversidades del clima regional y del medio físico-natural por parte de las actividades humanas: de los paisajes arcaicos a los paisajes industriales.

El otro camino está asociado con la finalidad de la conservación del patrimonio cultural. En efecto, la Convención para la Protección del Patrimonio Cultural y Natural Mundial, aprobada por UNESCO en 1972, incluye dentro del patrimonio cultural a los sitios resultantes del trabajo humano o de la combinación de naturaleza y trabajo humano, de relevante valor histórico, estético, etnográfico o antropológico. La manifestación visual de los mismos es asimilable al concepto de paisaje cultural.

La Convención ha elaborado también una clasificación de los paisajes culturales, tomando como criterios el grado de intencionalidad en su construcción y la medida en que presentan evidencias materiales:

  • Paisaje claramente definido, creado y diseñado intencionadamente por el ser humano. Se trata de paisajes ajardinados y parques, construidos por razones estéticas que generalmente, aunque no siempre, se encuentran asociados a edificios religiosos o monumentos de otra índole.
  • Paisaje evolucionado orgánicamente, debido a un imperativo inicial de carácter social, económico, administrativo y/o religioso, y que ha evolucionado hasta su forma actual como respuesta a la adecuación a su entorno natural. Este proceso se refleja de formas diferentes, por lo que se establecen dos subtipos:
    • Paisaje vestigio (o fósil), es aquel en el que su proceso evolutivo concluyó en algún momento del pasado, pero sus rasgos característicos son todavía visibles materialmente.
    • Paisaje activo, es el que conserva un papel social activo en la sociedad contemporánea asociado con el modo de vida tradicional, y cuyo proceso de evolución sigue activo.
  • Paisajes culturales asociativos son aquellos en los que existen poderosas asociaciones, religiosas, artísticas o culturales con el medio natural, en lugar de pruebas culturales materiales, que pueden ser inexistentes o poco significativas.

Ambas dimensiones del paisaje cultural, tienen una importancia fundamental en el campo del turismo. La idea de paisaje como panorama remite a la experiencia directa del sujeto, una experiencia sensorial agradable vinculada con ese “espacio soñado”, en la cual la mirada –a la que aludimos en el item anterior- juega un papel fundamental. Por otra parte, la inclusión de un sitio como Paisaje Cultural por la UNESCO –es un factor que aumenta el valor promocional del mismo y acrecienta su potencial interés turístico.
¿Cómo aplicamos estos conceptos al caso concreto de nuestro país? En este punto cabe mencionar los trabajos realizados por Daniel Vidart y por Germán Wettstein.

Según el primero los paisajes uruguayos se inscriben en las comarcas naturales –ya no regiones, por su dimensión relativamente pequeñas y sus características homogéneas- distinguibles en el país. Siendo el Uruguay un país de matices, y no de contrastes, sostiene el autor que la diversidad de paisajes “… de las granjas colonienses o las estancias de Tacuarembó, de la industria del petróleo en la Teja o las residencias veraniegas de Punta del Este, valgan estos pocos ejemplos - se sueldan, a veces imperceptiblemente, entre sí” (Vidart. op.cit.).

Por su parte, Wettstein adopta una visión funcional del paisaje uruguayo, estableciendo una tipologia a partir de factores tales como el lapso de creación, los recursos presentes, las actividades predominantes, el modo de producción, la integración a la dinámica global y sus tendencias evolutivas a futuro ” (Lopez Gallero, 2003:87.).

A pesar de las diferencias entre ambos abordajes, es evidente en los dos la referencia al paisaje cultural. Este aspecto es relevante a los efectos de la discusión que plantearemos mas adelante sobre la pertinencia de la marca territorial “Uruguay Natural”.

3.3) Imagen turística
             El uso de la palabra “imagen” puede crear confusiones, ya que  remite a distintos significados. Por un lado tenemos la imagen visual o sea aquella que trasmite sensaciones recibidas a través de la vista. En cuanto a la dimensión psíquica de la imagen, existe la imagen mental, como representación que reúne los rasgos visuales necesarios como para reconstruir el objeto real en la mente. Por su parte la imagen virtual es aquella resultante de la reproducción de la figura de una cosa o persona captada por el ojo, por un espejo o por un aparato óptico - de fotografía, de cine o de otro tipo -  gracias a la luz. 
Como señala Joly (1999:44) lo que los diferentes significados de “imagen” tienen en común es la analogía, vale decir ser algo que se parece a otra cosa. Esto ubica a la imagen en la categoría de las representaciones”, cuya función es evocar, significar algo que no es ella misma pero a lo que está estrechamente vinculada. 
La globalización y el desarrollo local a ella asociado han planteado a países regiones y ciudades el desafío de crear una imagen territorial fuerte y clara, que los haga aparecer como atractivos para la captación de inversiones. Con sus particularidades –dada la complejidad del fenómeno que está en su naturaleza – la imagen turística de un territorio puede ser concebida también en competencia con las respectivas imágenes turísticas de otros destinos.
La Organización Mundial del Turismo considera que
“la imagen turística de un país es un conjunto de representaciones afectivas y racionales que resultan de la confrontación de elementos generatrices –manifestaciones del país- en todos los planos: experiencia propia y rumores con motivaciones preexistentes que se asocian espontáneamente al país desde la evocación de aquél. La imagen puede reducirse al límite, a un simple símbolo o logo: la hoja de rce para el Canadá, el trébol para Irlanda, el canguro australiano, el cedro del Líbano, etc.” (OMT, 1980, citado por Lanquar, 2001:167)
En este sentido Mura (2008:19) considera que, en el caso del turismo, la imagen vinculada con los atractivos de los lugares promocionados resulta de un proceso por el que el potencial visitante se genera una representación positiva y apetecible de ese “otro lugar”, distinto de su cotidiano. La publicidad juega un papel muy importante en la creación de esta representación, ya que apunta a hacer evidentes los atractivos del destino y a convencer al receptor de la presencia en el mismo de cosas que él desea. Tomando dos de los sentidos del término que hemos mencionado, digamos que la imagen publicitaria –como signo icónico – produce imágenes mentales sobre el destino que pueden motivar (o bien desmotivar) al visitante.
            Dichos atractivos –aunque social y culturalmente construidos- deben fundamentarse en elementos realmente existentes. Gutiérrez Britos (http://es.scribd.com/doc/51491065/74/Las-dos-vias-para-la-investigacion-de-la-imagen) justamente  observa que la imagen, como generador de mundos atractivos y motivaciones para su receptor, implica un compromiso entre éste y su emisor. El turista, en definitiva, tendrá la oportunidad de corroborar, por su propia experiencia, si su vivencia (o comprobación) se corresponde con lo que la imagen le ofrecía y prometía previamente. Vale decir que la imagen actúa como generadora de una demanda, la cual termina realizando un control de calidad de la oferta..

            Tal como explica Álvarez (op.cit.:24), para el caso de los destinos turísticos la imagen proyectada por la promoción oficial genera en el potencial visitante una imagen previa que, confrontada luego con la realidad –vale decir con su experiencia en el destino- conforma una imagen posterior. Esta última es la que tiene mayor fuerza en generar una predisposición o no al retorno y en la propaganda boca a boca que el turista pueda realizar en su círculo. Lo que debe procurarse por lo tanto es que esta imagen posterior supere o, por lo menos, iguale a la imagen previa generada.

            En la conformación de la imagen de un destino turístico participan distintos tipos de agentes. De la clasificación que hace Gartner (1993, citado por Tamagni et al., op.cit.:4), a los efectos de nuestra investigación interesa mencionar el denominado agente “inducido abierto”, que es la publicidad convencional en los medios de comunicación
Del marketing empresarial el marketing turístico ha tomado la idea de que una identidad marcada y reconocible del destino es un elemento competitivo fundamental. La identidad no constituye un concepto absoluto sino relativo, dado que se genera por comparación. En efecto es necesaria la diferenciación de ese destino específico respecto de otros con los que compite. Esto se conoce como posicionamiento (Brucculeri, op.cit.: 31). El posicionamiento se refiere al lugar que ocupa un producto o marca en relación con las perspectivas de los consumidores, respecto a sus competidores o a un producto ideal (Mestre, 2001, citado por Lanquar, op.cit.:165).
Brucculeri (op.cit.:31)  resume los conceptos tratados en este item e introduce el de marca territorial, que desarrollaremos seguidamente:

            “(N)el campo dell’ economia e del marketing, si evidenzia la necessità che gli enti di promozione turistica portino avanti atategie di comunicazione orientate alla costruzzione di un’ immagine forte e distintiva, volta a la definizione di vere e propie marche territoriali, che siano in grado nos solo di rafforzare l`immagine del “prodotto” (la destinazione) ma anche di costruire. .

3.4) Marca territorial
            La categoría “territorio” en el sentido de entidad a la vez física, productiva, histórica, cultural y prospectiva, constituye uno de los fundamentos teóricos del enfoque de desarrollo local. En efecto, la posición proactiva frente a la globalización, sostenida por el enfoque de desarrollo local, enfatiza en los recursos y las potencialidades de los recursos territoriales para generar oportunidades de desarrollo, incluso en contraposición a las tendencias dominantes de la macroeconomía. Además de una  concepción teórica, el desarrollo local es una herramienta para la elaboración e implementación de políticas  de planificación y gestión territorial.

            Concidimos con Chiariello (2007:35) en que existe una doble relación entre turismo y territorio. Por un lado, lo que representa la oferta turística de base territorial en si misma, conmo fuente de ingresos para la comunidad. Por otro, la posibilidad que su connotación turística se convierta en un escaparate donde se muestre todo lo que el mismo tiene además para ofrecer.

            Las consideraciones que hace Álvarez (op.cit.:17) para el caso de un evento como el Camino de Santiago son también aplicables a la promoción turística de un territorio:

            “Al igual que cualquier otro gran evento que desee promocionarse adecuadamente, comunicando una imagen de marca, el Xacobeo necesitaba disponer de una imagen característica que expresase las cualidades y valores del acontecimiento y que lo identificase a la perfección ante el público.”

            La marca del destino turístico lo otorga una serie de ventajas: ventaja competitiva, mayor eficiencia de sus programas de marketing, satisfacción del turista en relación con el entorno del producto, facilidades en los canales de distribución, etc. (Lanquar, op.cit.:162). El concepto de marca-país –así como el de marca-ciudad- ha adquirido una importancia tal que  existe una organización – “The Anholt Nation Brands Index” - encargada de evaluar, mediante encuestas, el poder y la capacidad de atracción de la imagen de marca de países y ciudades (Biasone, 2010:9).

            Una marca territorial esté conformada por un nombre y un logo o símbolo gráfico. Sin embargo lo fundamental es que sea el resultado de un proceso en el seno de la sociedad, creador de capital social y capital simbólico.

¿Qué ha sucedido con la marca territorial identificatoria de nuestro país: “Uruguay Natural”?

La misma nació en 1998 a partir de una iniciativa del sector privado. Posteriormente, en 2001, el Ministerio de Turismo y Deporte confió a la agencia Young and Rubican la creación de la marca que resultó estar compuesta por un nombre (Uruguay Natural) y un logo (dos medialunas azules en posición enfrentada, que anidan un sol dorado). La marca se utiliza también para la promoción comercial de productos agropecuarios, destacando en el caso de la ganadería, la cría en condiciones de campo abierto.

            A pesar de su difusión y amplia adopción, la marca “Uruguay Natural” no está exenta de polémica. En efecto, se subraya el carácter de “naturalidad” de nuestros paisajes, vale decir la ausencia o escasa incidencia de la acción humana en su conformación. Ello además con una connotación positiva hacia “lo natural”,  que, siguiendo el razonamiento de Foladori (2001:82-83), surge de la oposición entre la familia de lo “no humano – natural – bueno” y la de “humano – artificial – malo”.

            Germán Wettstein (http://www.montevideo.com.uy/notdosmil30_17513_1.html) realiza interesantes consideraciones críticas sobre la marca territorial adoptada. Indica que nuestras praderas actuales son el resultado de un largo proceso de transformación de ese ecosistema en un agroecosistema, para hacer posible la producción a lo largo de todo el año y en las diferentes zonas del país.  Recordemos que esta formación vegetal ocupa el 90% de la superficie del país, conformando casi por completo la identidad de sus paisajes rurales. El otro factor que menciona es la urbanización, que tiene una importancia fundamental en un país con alto grado de población urbana (Wettstein habla de un 90%, pero según los datos del último censo sería del  95%).  De ahí que hable de una “naturaleza ciudadanizada”.

            Lo anterior nos lleva a formular algunas interrogantes que no pretendemos responder aquí, pero que consideramos son pertinentes a la hora de analizar el mensaje publicitario oficial: ¿Cuál es el grado de naturalidad real de nuestros paisajes tras 400 años de introducción de la ganadería? ¿Qué efectos provocó sobre un componente fundamental del paisaje, como es la vegetación, el alumbramiento de los campos a partir del último tercio del siglo XIX? ¿En qué medida la aludida naturalidad está asociada o es producto del vacío poblacional? ¿Qué efectos ha tenido la concentración humana en la zona sur del país, a través de la urbanización, sobre un atractivo turístico tan importante como son las playas?

4) ANÁLISIS DE CONTENIDOS
            Fueron analizados dos filmes. El primero de ellos titulado “Uruguay Natural. Sentidos”, de 3 minutos de duración, y el segundo llamado “Uruguay Natural, de 13 minutos de duración.

Un problema importante que se nos planteó a la hora de proceder al análisis de la propaganda turística oficial fue la elección de un modelo o técnica para realizar el mismo, teniendo en cuenta que –como señalamos- los autores no somos especialistas en el tema.

La revisión bibliográfica nos permitió no obstante conocer la importancia de las imágenes de la publicidad como objeto de análisis, así como los diversos modelos de publicidad utilizados desde la década de 1970 a la actualidad, con base en conocimientos psicológicos, sociológicos y antropológicos.

El antecedente referido de la investigación de Maronna pudo habernos habilitado a hacer un análisis genérico, al estilo del allí presentado. No obstante, preferimos confeccionar una “check – list” que guiara nuestra observación de los productos propagandísticos. Para ello tomamos en cuenta el trabajo “La construcción de la imagen turística de un territorio a través de la publicidad” realizado por Carmen Alonso Fernández en 2007 , donde se trabaja el caso de Castilla y León.

La referida check-list incluye: a) temas que se tratan; b) atractivos que se muestran (lugares geográficos y actividades); c) tiempo que se dedica a cada uno; d) tipo de consumidor al que va dirigido el mensaje; e) relación del mensaje con los paisajes culturales; f) vinculación de éste con la marca “Uruguay Natural”.

            El primero de los materiales analizados apunta al despertar de los sentidos que el turista puede experimentar al visitar el Uruguay. Está dividido en cinco partes de igual duración, subtituladas: Aromas, Sabores, Sonidos, Colores y Textura. En todo el film aparece una joven como protagonista –a veces sola, a veces en grupo- una misma voz femenina en off que hace el relato (posiblemente la de la misma chica) y, en dos de los casos, personas entrevistadas. El logo y el nombre “Uruguay Natural” aparecen en la parte superior derecha al inicio de cada sección y luego se esfuman.

Los Aromas se asocian a la carne a la parrilla y al olor de la leña de monte en el asador. La imagen que acompaña es la de un grupo familiar, disfrutando de una parrillada en una casa de balneario. La parte referida a los Sabores se dedica a presentar y exalzar las virtudes del vino Tannat, considerado emblemático del país. La protagonista aparece sola, degustando un vino en una cava. Esta parte incluye dos breves entrevistas. En cuanto a los sonidos, el que es presentado como típico es el del casco de los caballos. Se recomienda este medio para conocer el auténtico Uruguay, al tiempo que se muestra un grupo de jinetes. Dos entrevistados hablan acerca de las virtudes del caballo criollo. Para el tema de los Colores se hace una extraña asociación entre el verde de las praderas y el de las canchas de golf presentes en número de diez en diferentes ciudades del país. En esta parte no aparece la chica. Finalmente, la Textura que es destacada es la del arena tal como se siente cuando uno camina por la orilla del mar. Se muestra a la chica haciéndolo, al tiempo que se menciona la excelencia de nuestras playas.

¿Qué paisajes aparecen en este corto? Viñedos, campo abierto y playas asociados respectivamente sabores, sonidos y textura. Predominan los panoramas tomados desde el aire. El concepto de paisaje cultural no es mencionado. Entre los lugares brevemente mostrados es posible reconocer la Estancia San Pedro de Timote, el Arroyo Valizas, el Club de Golf de Punta Carretas y una playa que por su aspecto parece ser de Rocha. No se hace mención a la toponimia.

Por el tipo de productos mostrados y de actividades indicadas, el público al que va dirigido el mensaje sería de clase media – alta, con gustos más o menos sofisticados y alto poder adquisitivo. El corto trasmite una idea de sencillez elegante asociada al disfrute de los sentidos mencionados. Daría la idea también que es tan disfrutable recorrer el Uruguay solo como en grupo.

El otro material se arma a través de una secuencia de 23 temas que, a criterio de los realizadores, retratan las características principales del Uruguay. A lo largo de todo el film hay una voz masculina en off y diferentes cortinas musicales. El objetivo del film parece haber sido mostrar a nuestro país como una buena opción para hacer turismo, a la vez que para realizar inversiones, dado que se enfatiza en los altos índices de bienestar y el crecimiento económico que presenta el país.

De entre los temas mencionados hay nueve que se refieren a atractivos turísticos, a saber: Montevideo; las playas de Canelones a Rocha; los ríos y arroyos; Punta del Este; Colonia del Sacramento; la región termal del Litoral; las estancias turísticas; la casa de Carlos Gardel en Tacuarembó; el Estadio Centenario y Museo del fútbol. Como puede apreciarse, el criterio de elección de tales atractivos es ecléctico. Tanto porque se muestran algunos con predominio del paisaje natural (las playas), junto a otros donde predomina el paisaje cultural (las ciudades), como porque se recurre a escalas diferentes, por ejemplo: Montevideo y, a la vez, dentro de ella el Estadio Centenario.

El logo y el nombre de la marca “Uruguay Natural” acompañan a las imágenes en el ángulo superior derecho, independiente de la naturalidad de los paisajes mostrados.

Si bien los atractivos señalados son mostrados a través de sus respectivos paisajes, a lo largo del film en este caso tampoco se menciona el término “paisaje cultural”. Hay en cambio alusiones al origen étnico de la población y a manifestaciones artísticas de la cultura, como la literatura, la pintura y la música (tango y candombe). Como en el caso del corto anterior, la mayoría de los paisajes son mostrados desde el aire.

En este caso no parece haber un destinatario determinado en cuanto a nivel educativo y cultural y poder adquisitivo, dado que la diversidad de atractivos que se muestra es grande. Está claro sí que va dirigido a n potencial turista y/o inversionista extranjero.

            Entendemos que como herramienta de promoción turística., este corto no resulta ser adecuado. En efecto, la cantidad de temas presentados es demasiado vasta y variada, a la vez que la secuencia de temas es demasiado rápida (a un promedio de 36 segundos por cada uno) lo que posiblemente dificulte la comprensión y la retención por parte del destinatario.

            En resumen, a través de los dos documentos analizados puede afirmarse que las características de la propaganda oficial del turismo en el Uruguay entre 1935 y 1950, mencionadas por Maronna (entorno que invita al placer, ausencia de cualquier representación que aluda al conflicto,  imagen de “un mundo feliz”) están plenamente vigentes en la actualidad. La idea de paisaje que se trasmite se asimila a la de panorama, generalmente como vista aérea. No se distingue entre paisajes naturales y culturales. El rasgo de “naturalidad”, definitorio de la marca territorial, es utilizado indistintamente para mostrar áreas silvestres, rurales o urbanas, lo que plantea un conflicto en cuanto al significado de la misma.

Bibliografía
ALVAREZ. SOUZA Antón 2010. Estructura organizativa e imagen promocional del Camino de Santiago.  IV Congreso Latinoamericano de Investigación Turística. Montevideo, 22-24/9/2010. Eje Temático 5 - Ponencia Nro. 260.

ALONSO FERNÁNDEZ Carmen. 2007. La construcción de la imagen turística de un territorio a través de la publicidad. Cuestiones publicitarias. Vol I. Nro.12:91-104.
ANTOLA GARCÍA Luis. 1978. Teoría de la Geografía. Universidad de la República.Facultad de Humanidades y Ciencias.
BIASONE Ana María. Mar del Plata en el imaginario colectivo. Estudio de caso: la marca Mar del Plata.  IV Congreso Latinoamericano de Investigación Turística. Montevideo, 22-24/9/2010. Eje Temático 5 - Ponencia Nro. 213.
BRUCCULERI Maria Claudia. 2009. Semiotica per il turismo. Eurolit. Roma.
CHIARIELLO Savino. 2007. Il marketing territoriale. Franco Angeli. Milano.
CLAVAL Paul. 1999. Geografía Cultural. Editorial EUDEBA.Buenos Aires.
DOS SANTOS Messias Modesto. 1988. Biogeografia e Paisagem. UEM.Maringá.
FARINELLI Franco. 2003. Geografía. Un’introduzione ai modelli del mondo. Eunaudi Ed. Torino.
FOLADORI Guillermo. 2001. Una tipología del pensamiento ambientalista. En: FOLADORI Guillermo y PIERRI Naina (Eds.) ¿Sustentabilidad? Desacuerdos sobre el desarrollo sustentable. Trabajo y Capital. Montevideo. Capítulo III.
GUTIERREZ BRITOS Jesús. Investigar el turismo. http://es.scribd.com/doc/51491065/74/Las-dos-vias-para-la-investigacion-de-la-imagen
Instituto del Patrimonio Cultural de España. Definición de Paisaje Cultural. http://www.mcu.es/patrimonio/MC/IPHE/PlanesNac/PlanPaisajesCulturales/Definicion/DefinicionPaisCultural.html
JOLY Martine. 1999. Introducción al análisis de la imagen. Editorial La Marca. Buenos Aires.
LANQUAR Robert. 2011. Marketing turístico. Editorial Ariel S.A. Barcelona.
LOPEZ GALLERO Alvaro. 2003.La Geografia Cultural. Un enfoque en dinámico desarrollo. Geoespacio 26:83-90.

MARONNA Mónica. 2010. La imagen oficial del turismo uruguayo a través de la Comisión Nacional de Turismo (1935-1950). IV Congreso Latinoamericano de Investigación Turística. Montevideo, 22-24/9/2010. Eje Temático 3 - Ponencia Nro. 120.

MURA Marina. 2008. Che cos’è la psicologia del turismo. Eurolit. Roma.

SANCHO Amparo (Dir.). 1998. Introducción al Turismo. Organización Mundial del Turismo. Madrid.

SANTOS Milton. 2008. Metamorfoses do espaço habitado. Editora da Universidade de Sao Paulo (6ta. Ediçao)

SORRE Max. 1961. L’ Homme sur la Terre. Hachette. Paris.

TAMAGNI Lucía, ZAFARDINI María y JALIL María. 2010. El valor de marca de un destino turístico. Caso Villa Pehuenia, Patagonia, Argentina. ). IV Congreso Latinoamericano de Investigación Turística. Montevideo, 22-24/9/2010. Eje Temático 5 - Ponencia Nro. 032.

UNESCO. 1972. Convention Concerning the Protectionn of the World Cultural and Natural Heritage.
http://whc.unesco.org/archive/convention-en.pdf

VIDART Daniel. El paisaje uruguayo: naturaleza y cultura. http://www.audadp.org.uy/paisaje.php?subaction=showfull&id=1249500278&archive=&start_from=&ucat=2

WETTSTEIN Germán. Uruguay, ¿país natural? Revista Dos Mil 30. http://www.montevideo.com.uy/notdosmil30_17513_1.html


Turismo Pedagógico: Conceptos y Aplicación
Claudemira Azevedo Ito
– Docente do Departamento de Geografia da Faculdade de Ciências e Tecnologia – FCT Presidente Prudente.
Luan Ferreira Castro, Nívea Damaceno Noel Silva,
- UNESP – Discentes do Curso de Geografia da Faculdade de Ciências e Tecnologia- FCT Presidente Prudente.

Resumo
Estas reflexões são frutos do trabalho realizado na EMEIF Ettore Marangoni em Presidente Prudente. Esta atividade foi aplicada a salas de terceira série, com visitas monitoradas a lugares de interesse turístico da cidade de Presidente Prudente. Buscou-se a proximidade entre turismo pedagógico e o ensino processo ensino aprendizagem, pois na prática do turismo está presente o processo de aprendizagem. Ao visitar um lugar, o turista entra em contato com suas singularidades: Expressões artísticas, folclóricas, geografia e história, entre outros, que podem estimular e enriquecer o arcabouço de conhecimento e conceitos deste indivíduo. A visitação planejada, organizada e reflexiva de lugares históricos, turísticos ou de características comuns pode auxiliar na compreensão e reflexão de muitas áreas de conhecimento, seja ela uma disciplina escolar, temas transversais e temáticas interdisciplinares. A prática do turismo pedagógico desenvolvido sob os preceitos da aula-passeio idealizada por Freinet ajuda os alunos a entender a complexidade da realidade: as relações socioculturais e históricas que transformam a paisagem e os espaços. Assim o aluno passa a refletir sobre o seu cotidiano, a realidade local, aprende a observar e analisar o espaço vivido. Passa a perceber que o espaço é construído e reconstruído pela sociedade, e que esta é composta por agentes que interagem entre si. E, o mais importante, é compreender o seu papel neste contexto, o seu lugar enquanto cidadão, seus direitos e deveres e suas possibilidades de contribuir na transformação desta sociedade.

1. Conceito de turismo pedagógico
Muitos autores discutiram o conceito de turismo, que diante da complexidade do tema enveredaram por diferentes critérios de análise, desde as motivações que geram os deslocamentos e sua intensidade, abrangência dos fluxos. Desta forma, pode-se analisar o turismo por suas características enquanto atividade econômica e suas atribuições quanto aos impactos na economia local, regional ou nacional. Daí surgiram as preocupações dos efeitos do turismo na balança comercial dos países, investimentos do poder público e do setor privado, geração de emprego e renda, arrecadação de impostos e tributos, ou seja, uma análise baseada de dados estatísticos com destaque aos índices de caráter econômico, visando o aumento dos fluxos turísticos, a manutenção das taxas de lucro dos investidores do setor, assim como, as estratégias de planejamento e organização do mercado turístico.

Entretanto, as ciências humanas têm estudado o turismo contemporâneo a partir do dado prático, de que trata-se de hábito de consumo, criado e estimulado a partir das conquistas sociais dos trabalhadores do século passado. Segundo Boyer (2003) é a partir da evolução das leis trabalhistas no que diz respeito às folgas e férias dos trabalhadores é que surge o maior impulso ao desenvolvimento do turismo, especialmente o turismo de massa. Este autor chama a atenção para a perspectiva de análise do turismo a partir das diferenças de poder aquisitivo das camadas sociais, a elite foi a precursora do consumo do turismo. O que foi logo imitada pelos trabalhadores na medida em que conseguiam a regulamentação das folgas e férias remuneradas.

O turismo do século 20, turismo de grande número, não engendrou realmente um novo discurso, ou renovou a visão de mundo. Ele reforçou o esquema do desenvolvimento turístico com suas três fases: Invenção de distinção – difusão e apropriação dos modelos por camadas inferiores – em seguida novas invenções de distinções. Quanto mais forte é a imitação, maior é a necessidade de inovar – como na moda a analogia se impõe. Boyer (2003, p63)

Neste processo de popularização do turismo aparecem dois elementos fundamentais: A imitação dos hábitos de consumo da elite, a qual dispunha de certa monopolização por conta do preço elevado do lazer e do turismo até as primeiras décadas do Século 20. O segundo elemento é a reivindicação dos trabalhadores pelo tempo de lazer, do descanso, do refazer as forças físicas, assim como, o tempo necessário para que a classe trabalhadora pudesse se aproximar das artes, esportes e das viagens – elementos que contribuiriam para a melhoria da formação intelectual dos trabalhadores.

Antes destas reivindicações sociais as viagens de turismo eram usadas como instrumento pedagógico, a formação dos jovens ingleses era complementada por viagens na Europa.

No Século 16 começou a haver um incremento nas viagens particulares (não-oficiais). Nesta época não havia meios de comunicação, a não ser a escrita e mesmo o livro não era algo de circulação maciça: a forma de conhecer o mundo, outras culturas, outras línguas era viajando. (grifo nosso). Barretto (2003, p.47)

Estas viagens, chamadas de '"Tours", eram praticadas pelos jovens da aristocracia britânica com fins educacionais, eram realizadas com a companhia de preceptor ou individualmente. Os jovens seguiam em viagem com os conselhos dos pais e orientações dos Guides, os quais exaltavam as virtudes pedagógicas das viagens que "forma a juventude", "abre o espírito", afasta o preconceito" e, leva a conhecer os outros povos". Boyer (2003, p.57).

Esta prática, posteriormente, fez disseminar o interesse dos pais em enviar seus filhos para todo tipo de viagem escolar, intercâmbio de jovens, cursos e estágios no exterior.

Ito (2009) afirma o turismo entendido como prática social pode e deve ser associado com a construção de saberes, sendo que viajar e visitar lugares, longe ou perto, curta ou longa duração, a trabalho ou lazer, não importa, a necessidade de viajar é criada pela sociedade. Krippendorf (2003) afirma que as pessoas viajam por uma grande quantidade de motivações e, ele alerta "Diversas motivações permanecem no domínio do inconsciente ou do subconsciente e não podem vir a tona por perguntas assim tão simples" p.44. As pesquisas elaboradas por Krippendorf, na Alemanha, apontam dados reveladores sobre as motivações das viagens de turismo, a maioria aponta razões como: " desligar, relaxar; fugir da vida diária, mudar de ambiente; estar em contato com a natureza", assim como comparecem "recuperar as forças; ir ao encontro do sol; comer bem; fazer o que quiser, ser livre", isso mostra o descontentamento com o cotidiano do ambiente urbano industrial com suas imposições de comportamento, horários e responsabilidades.

Entretanto, a lista de motivações aponta também interesses como: "comunicar-se. Viajar é alargar o próprio horizonte; viajar é partir para a descoberta de si mesmo", isto demonstra a busca de conhecimento, "desejo de descobrir", " de ir conscientemente ao encontro de outros seres humanos, outras regiões e culturas" Krippendorf (2003) p. 51.

Silva e Nascimento (2006) procuram diferenciar o turismo cultural do pedagógico, e buscam em Andriolo e Faustino (1999) a seguinte explicação:

o turismo cultural é aquele resultante da exploração da herança e do patrimônio cultural. Já o turismo pedagógico seria o que serve às escolas em suas atividades educativas que envolvem viagens. Não obstante possuir momentos de lazer, não é realizado com este fim. Silva e Nascimento (2006) p. 4.

Silva e Nascimento (2006) afirmam que o "turismo pedagógico deve ser entendido em sua vertente de conhecimento e construção de respeito a culturas distintas, passadas e presentes, como elemento fundamental da formação global de crianças e adolescentes" p4.

Vinha et al (2005) apontam como princípio básico do Turismo pedagógico:
A possibilidade de ampliação das demandas dos estudantes, pois na escola em geral, centra suas atividades nas demandas dos professores, esquecendo-se que os estudantes precisam de envolvimento ativo para a construção do conhecimento e da formação da cidadania. Na educação infantil, damos às crianças, diversos materiais como blocos, areia, para construírem; tempo para brincar; propomos passeios; depois, pelo resto dde sua escolaridade, retiramos tudo isso e queremos que elas sejam criativas, profissionais competentes. Vinha et al (2005,p2)

Beni (2002) define turismo pedagógico como sendo a retomada da prática da realização de viagens culturais, organizadas por colégios e universidades da Europa e Estados Unidos, e algumas escolas de elite no Brasil. Nestas viagens os estudantes seguem orientados e acompanhados por professores e especialistas da instituição de ensino, e executam programas de visitas a atrativos histórico-culturais.

Neste sentido, o processo ensino aprendizagem ganha reforço na mediada em que o estudante aumenta a sua percepção do objeto de estudo, pois a metodologia de ensino utiliza simultaneamente vários sentidos, ao mesmo tempo em que ouve as explicações do professor, o aluno mantém contato direto com a paisagem, de tal sorte, que pode observar mais detalhes, questionar, vivenciar o espaço – sentir seus odores, ouvir seus ruídos, conhecer seus habitantes e seus costumes.

Dessa forma, sem minimizar a importância do professor no processo ensino aprendizagem, valoriza-se o aluno, tornando-o o centro da construção do seu conhecimento, cujo processo pode ser ainda enriquecido, com o contato com a alteridade: conhecer o outro, culturas, povos, grupos sócias com regras e costumes próprios. Alem do que todo o processo deverá ser norteado por princípios pedagógicos pautados na interdisciplinaridade, uma vez que os lugares e as paisagens são palco de estudos de diversas ciências.

Dessa forma, Raykil e Raykil (2005) afirmam:
Viajar, conhecer pessoas e lugares possibilita ao aluno justamente o que é proposto pelos PCN's, a cidadania ativa que só se dá mediante a vivencia que se tem com objeto de estudo. Só se ama o que se conhece, é um jargão popular que se enquadra nesse contexto, "conhecer" as belezas naturais, a riqueza cultural ou os problemas do país somente através de contextualizações superficiais em sala de aula não caracteriza a cidadania ativa. Para intervir positivamente é preciso literalmente conhecer, in loco. Raykil e Raykil (2005, p7)

Bonfim (2010), apoiando-se em diversas reflexões de Demo e Freire, aponta para necessidades da mudança no enfoque da educação, "trata-se da passagem de um processo de "ensino aprendizagem" para um processo de "aprender a aprender", onde o primeiro tem como característica o repasse de lotes de conhecimento, e o segundo privilegia a atitude do questionamento construtivo numa relação teórica e prática" p.117.

2. Aula-passeio e a prática de Freinet
Um dos primeiros educadores a perceber a importância da ampliação do ensino aprendizagem para fora do ambiente escolar foi Célestin Freinet. Sua obra "Lês dits de Mathieu", publicada no Brasil sob o título "Pedagogia do Bom Senso" aponta caminhos para a reflexão da prática do professor. Suas idéias eram baseadas na observação do comportamento do home do homem do campo, da natureza e nos hábitos dos animais. Segundo Elias (1997) a proposta pedagógica de Freinet está alicerçada na postura diante da vida, "na prática, procurava seguir o empenho dos alunos e transformá-los pelo trabalho, por uma vivência coletiva, permeada pelo meio ambiente, pela ação. Para ele, a liberdade faz parte do aprendizado histórico-social":p.17.

Freinet criticava a postura controladora dos educadores, em seu texto "tratadores e educadores", constrói uma analogia entre a metodologia da criação de animais e algumas práticas pedagógicas de "empanturramento e condicionamento":

Lamento os educadores que são apenas tratadores e pretendem tratar metódica e cientificamente os alunos, encerrados em salas onde, felizmente, permanecem algumas horas por dia.

A sua grande preocupação é fazer engolir a massa de conhecimentos que irá encher cabeças ingurgitadas até a digestão e a náusea. A arte deles é de empanturramento e condicionamento, e também da medicação suscetível de tornar assimilável as noções ingeridas.

Conserve nos seus alunos o apetite natural. Deixe-os escolher os alimentos no meio rico e propício que vocês lhe prepara. Então, você será um educador. Freinet (1988, p44) Grifo nosso.

Esta metodologia era definida por "uma pedagogia essencialmente prática e cooperativa", conforme afirma Elias:.

Havia em Freinet como uma necessidade biológica e moral para conviver com uma classe social(dos docentes, principalmente), refletir com eles sobre os elementos do meio de que ele mesmo fazia parte, para propor uma escola democrática, capaz de formar seres livres para decidir o seu destino coletivo e pessoal. Elias (1997:26).

A aula passeio proposta por Freinet, era baseada na sua vivencia de homem de origem simples, uma interpretação do modo de vida das aldeias onde morou, "seus escritos referem-se, constantemente, à natureza, à vida rústica, ao meio que lhe ensinou o essencial, especialmente a participação das crianças na vida e no trabalho dos adultos" Elias (1997:16). Sua proposta pedagógica está alicerçada na postura diante da vida, "na prática, procurava seguir o empenho dos alunos e transformá-los pelo trabalho, por uma vivência coletiva, permeada pelo meio ambiente, pela ação. Para ele, a liberdade faz parte do aprendizado histórico-social" Elias (1997:17).

Freinet acreditava que educar é construir coletivamente, baseando em quatro alicerces fundamentais: A cooperação- forma de construção social do conhecimento; a comunicação- forma de integrar este conhecimento; a documentação- registro diário do que se constrói e por fim, a afetividade – elo essencial entre as pessoas e o objeto de conhecimento. ITO (2010)

Assim,afirma Elias (1997) a pedagogia de Freinet pode ser entendida como "prática coletiva" pois seu objetivo maior é o desenvolvimento da compreensão crítica da realidade e a ação participativa na transformação, conforme a designação do coletivo, referendando a idéia de que o sujeito da ação coletiva é o conjunto de indivíduos que participa do processo.

A aula passeio proposta por Freinet apresenta-se como possibilidade de enriquecimento das atividades e ações pedagógicas. Sua metodologia permite que a criança alcance três objetivos principais: Autonomia – vivendo situações reais, assumindo novas responsabilidades e descobrindo capacidades; Pesquisa- ampliar o campo das investigações, chegando a descobertas inesperadas e interessantes e; Integração- privilegia o encontro com o outro (colega, monitor ou professor) em ambiente fora do cotidiano, incentivando o desenvolvimento do vínculo afetivo.

Destaca-se a preocupação de Freinet em planejar as atividades, organizando-as em cinco fases: Motivação, preparação, ação, prolongamento e comunicação.

A motivação é a fase inicial do processo. Presupõe a apresentação dos fatos e acontecimentos que são foco de discussão ou o interesse quanto ao lugar a ser visitado. A preparação é a fase onde ocorre o planejamento, onde devem ser privilegiados aspectos como o plano pedagógico, o plano financeiro e material, onde os participantes, crianças e adultos preparam-se para se adaptarem às regras coletivas de conduta, tais como: fazer fila, hora de lanche, subdivisão do grupo, desembolso de recursos, conduta dentro de veículos, normas de segurança.

A "ação" é a visita/passeio em si, para muito sé o auge da atividade. Momento de rompimento do cotidiano, de contato com a auteridade, de integração interna do grupo e deste com outros. É rico em proporcionar situações de construção de conhecimento, onde todos os sentidos captam informações e sensações, onde professores e estudantes podem explorar o ambiente. As observações e indagações de todos devem ser observadas para posterior análise e discussão.

A fase chamada de "prolongamento" é facilitada pelo prolongamento das relações afetivas estabelecidas entre o grupo e o lugar visitado e é fundamental para a realização da fase seguinte: A comunicação que poderá ocorrer por diferentes linguagens conforme a escolha do professor e segundo as habilidades do grupo de alunos: Jornal, exposições, teatro, música, ou seja, cada grupo pode decidir como realizar a comunicação do conhecimento adquirido. Este é um processo democrático que deve respeitar o interesse de cada turma.

3. Aplicação do Turismo pedagógico e da Aula-passeio
No ano de 2010 este trabalho foi desenvolvido na Escola Municipal Ettore Marangoni de Presidente Prudente-SP, localizada no Distrito de Montalvão, a cerca de 15 Km da Cidade. A população deste distrito é diminuta, conta com apenas duas escolas, uma Municipal, com salas de primeira à quarta série, e uma escola estadual com atendimento de quinta à oitava serie e ensino médio. A população apresenta baixa renda, com prevalência de atividades profissionais braçais e pouca escolaridade. As atividades desenvolvidas tiveram a participação da diretora, da coordenadora pedagógica e dos professores da terceira série.

A partir das observações do trabalho realizado pode-se afirmar que é facilmente factível a união entre turismo e pedagogia, com objetivo de agregar mais qualidade na educação. Muitos estudiosos destacam a prática do turismo e suas possibilidades na construção de saberes. As viagens, independentemente da distância percorrida, concorrem para convivência entre os povos e com ambientes naturais diferentes. Dessa forma, a prática social do turismo é associada a construção de saberes.

A correlação entre turismo e educação é patente. Pois na prática do turismo está presente o processo de aprendizagem, conceitos de diversas áreas do conhecimento são construídos e reelaborados, pois não se pode negar que ao visitar um lugar, o turista entra em contato com suas singularidades: Expressões artísticas, folclóricas, geografia e história, entre outros que podem estimular e enriquecer o arcabouço de conhecimento e conceitos deste indivíduo. Ito (2010)

A utilização de atividades fora da sala de aula é utilizada para a compreensão de diversos conteúdos de várias áreas de conhecimento. Segundo Ito (2010) Os Parâmetros Curriculares Nacional (PCNs) é bastante explicativo e detalhado quanto aos objetivos e conteúdos de cada ciclo. Os conteúdos que podem ser trabalhados a partir do turismo são muitos, destacam-se no primeiro ciclo os "blocos temáticos e conteúdos: O estudo da paisagem local". Verifica-se que as dimensões apresentadas abordam "observação e descrição de diferentes formas pelas quais a natureza se apresenta na paisagem local" , "a caracterização da paisagem local: suas origens e organização, as manifestações da natureza em seus aspectos biofísicos, as transformações sofridas ao longo do tempo"; " identificação da situação ambiental da sua localidade: proteção e preservação do ambiente e sua relação com a qualidade de vida e saúde"; " produção de mapas ou roteiros simples considerando características da linguagem cartográfica como as relações de distância e direção e o sistema de cores e legendas"; "valorização de formas não-predatórias de exploração, transformação e uso dos recursos naturais"; Estas dimensões propostas pelos PCNs são facilmente apreendidas no âmbito do turismo, pois a paisagem é a primeira instância do contato do turista com o lugar visitado e na maioria das vezes, os atributos da paisagem são os principais atrativos e centro da motivação para o visitante.

A discussão sobre o espaço geográfico, o conhecimento sobre o processo de transformação do espaço pelo homem, que ocorre conforme a sociedade se organiza econômica e socialmente e o homem é sujeito da construção destas transformações pode ser apreendida com visitas a áreas históricas ou museus na cidade.

Segundo os PCNs há a valorização do espaço topológico – vivido, percebido e com laços emotivos. "A percepção que os indivíduos e comunidades têm do lugar nos quais se encontram e as relações singulares que com ele estabelecem fazem parte do processo de construção das representações de imagens do mundo e do espaço geográfico. As percepções, as vivências e a memória dos indivíduos e dos grupos sociais são, portanto, elementos importantes na constituição do saber geográfico.", p.76. Apud Ito (2010)

Para finalizar, a visitação planejada, organizada e reflexiva de lugares históricos, turísticos ou de características comuns pode auxiliar na compreensão e reflexão de muitas áreas de conhecimento, seja ela uma disciplina escolar, temas transversais e temáticas interdisciplinares. A prática do turismo pedagógico desenvolvido sob os preceitos da aula-passeio idealizada por Freinet ajuda os alunos a entender a complexidade da realidade: as relações socioculturais e históricas que transformam a paisagem e os espaços. Assim o aluno passa a refletir sobre o seu cotidiano, a realidade local, aprende a observar e analisar o espaço vivido. Passa a perceber que o espaço é construído e reconstruído pela sociedade, e que esta é composta por agentes que interagem entre si. E, o mais importante, é compreender o seu papel neste contexto, o seu lugar enquanto cidadão, seus direitos e deveres e suas possibilidades de contribuir na transformação desta sociedade.

4. Referências Bibliográficas
ANDRADE, José Vicente. Turismo: fundamentos e dimensões. 8ª ed. São Paulo: Ática, 2000.

ARENDIT, Ednilson José. Introdução à economia do Turismo. 2ª ed. Campinas: Alínea, 2000.

BENI, Mario Caros, Análise estrutural do turismo. 7ed. São Paulo

BONFIM, Mailane Vinhas de Souza. Por Uma Pedagogia Diferenciada: Uma reflexão acerca do turismo pedagógico como prática educativa. In Revista Turismo Visão e Ação – Eletrônica, v. 12, nº 1.p. 114 – 129, jan/abr. 2010. Disponível em www.univali.br/revistaturismo. acesso em 10/05/2010

BOYER, Marc, História do Turismo de Massa. Bauru: Edusc,2003.

ELIAS, Marisa D C, Célestin Freinet: Uma pedagogia de atividade e cooperação. Petrópolis:Vozes, 1997.

FREINET, Célestin. Pedagogia do bom senso. 2 ed. Trad. J. Batista. São Paulo:Martins Fontes. 1988.
ITO, Claudemira A. Turismo: Reflexão sobre a produção científica do tema. In Anais do 8º Encuentro Internacional Humboldt. Colón- Argentina- 2006. Digital.

________ Turismo Pedagógico: Relato de Experiência no Ensino Fundamental. In Anais VI Seminário de Pesquisa em Turismo do MERCOSUL - SeminTUR
Universidade de Caxias do Sul – UCS, Caxias do Sul. disponível em: www.ucs.br/ucs/tplSeminTur2010- acesso em 20 de agosto de 2010.

KRIPPENDORF,J. Sociologia do Turismo: Para uma nova compreensão do lazer e das viagens. São Paulo:Aleph, 2003.

LEMOS, Amália I. G. Turismo: impactos sócio-ambientais. São Paulo: Hucitec, 1996.

LOPES, Amanda Cristina Teagno. Educação Infantil. São Paulo:Cortez,2009.

MOLINA, S. O pós-turismo. São Paulo: Aleph, 2003, 144p.

MOLINA, Sergio E. e RODRÍGUES, Sergio A. Planejamento integral do Turismo. 1ª ed. Bauru: Sagrado Coração de Jesus, 2001.

OURIQUES, H. R. A Produção do Turismo: Fetichismo e Dependência. Campinas: Alínea.2005.

PANOSSO NETTO, A. Filosofia do Turismo: Teoria e Epistemologia. São Paulo: Aleph, 2005.

RAYKIL, Eladyr Boaventura; RAYKIL, Cristiano. Turismo Pedagógico: uma interface diferencial no processo de ensino-aprendizagem. In: Revista Eletrônica- Global Tourism- Turismo e Educação, 2005. Disponível em: http://www.periodicodeturismo.com.br> Acessado em: 20/02/2010

RODRIGUES, A B.. Turismo e Espaço. São Paulo: Hucitec, 1997.

_________. Turismo e geografia – reflexões teóricas e enfoques regionais. 3ª ed. São Paulo: Hucitec, 2000.

RUSCHMANN, D. V. de M. Turismo e planejamento sustentável: a proteção do meio ambiente. Campinas: Papirus, 1997.

SAMPAIO, Rosa M.W.F, A aula-passeio transformando-se em aula de descobertas. In ELIAS, Marisa D C.(org) Pedagogia Freinet:Teoria e Prática. Campinas:Papirus, 1996

XAVIER, Herbe, A Percepção Geográfica do Turismo, São Paulo:Aleph,2007.

YAZIGI, C. Turismo – espaço, paisagem e cultura. 2ª Edição. São Paulo; Hucitec, 2000.


Día Mundial del Turismo Responsable
Se celebra hoy -2 de Junio- a nivel mundial el Día del Turismo Responsable.
Quienes formamos parte y creemos en esta actividad como una vía para la transformación de las desigualdades e injusticias de nuestras sociedades, nos vemos en la responsabilidad y obligación de garantizar el derecho a la información y al conocimiento de lo que Implica este concepto.

Turismo Responsable es: “Todo producto turístico específico o sistema de producción turística en el que los turistas, actores y proveedores locales asumen una responsabilidad respecto a los destinos de acogida desde el punto de vista medioambiental, cultural , social y de viabilidad económica reconociéndose el papel central de la comunidad local ”.

Los conceptos de Turismo Responsable y Turismo Sustentable o Sostenible nacen de la reflexión sobre la mercantilización del turismo y su expansión irrestricta, revisando con un enfoque crítico las potencialidades del mismo frente a la monopolización de las riquezas que produce, sus impactos ambientales negativos y la pérdida del espíritu del viaje como intercambio cultural respetuoso, que lleva al conocimiento de paisajes nuevos y culturas diversas a la propia.

El desarrollo sostenible o sustentable del turismo exige además, la participación informada de todos los agentes relevantes, así como un liderazgo político firme para lograr una colaboración amplia y establecer un consenso, debiendo por su parte reportar también un alto grado de satisfacción a los turistas y representar para ellos una experiencia significativa, que los haga más conscientes de los problemas de la sostenibilidad y fomente en ellos unas prácticas turísticas sostenibles." (OMT)

A su vez existen, en el Uruguay y en el mundo iniciativas que abordan la temática proponiendo una nueva modalidad de hacer turismo que respete el medio ambiente y el patrimonio material e inmaterial de los pueblos visitados. Tales como organización de viajes a proyectos de desarrollo local, formación de guías turísticos del lugar, preparación de infraestructuras locales para incluir dentro del mercado turístico y trabajo de educación y sensibilización, tanto en las comunidades de partida como en las comunidades visitadas.

La construcción de este tipo de turismo es un proceso continuo y requiere un seguimiento constante de los impactos, para introducir las medidas preventivas o correctivas que resulten necesarias; como así también de metodologías de trabajo participativas e inclusivas para y con las comunidades anfitrionas y fundamentalmente del compromiso y apoyo necesario por parte de los organismos e instituciones encargadas de su desarrollo y administración.

En nuestro país el turismo se ha transformado en una actividad de primera línea, con perspectivas de crecimiento. A efectos de evitar transitar los caminos equivocados que lamentablemente, en varias partes del mundo, han llevado al deterioro del ambiente, la discriminación y la polarización social, es necesario que encaremos este nuevo desafío siguiendo los principios del Turismo Responsable y el Turismo Sustentable.

IUTUS
Instituto Uruguayo de Turismo Sustentable.
www.iutus.org
info@iutus.org

Retos al Sur

Asociación Civil
www.retosalsur.org
turismoresponsable@retosalsur.org


Fiesta del Girasol en San Javier y un poco más...
Prof. Fernando Peña

El sábado 16 en la madrugada rumbo a la Fiesta del Girasol.
Tomamos R3 e hicimos una parada en la reserva de Flora y Fauna Rodolfo Tálice, Elisa encantada!! Cada vez que pasamos mejora un poco. Por supuesto, la entrada sigue siendo gratis (punto que no comparto ya que los costos de mantenimiento de espacios públicos son muy altos y si se cobrara podrían mejorarse aún más. Además lamentablemente, mucha gente valora más aquello que pagan que lo que es gratis), los baños impecables, la cantina cerrada (era muy temprano en la mañana), la señora de informes muy gentil. Los animales parecen estar en muy buen estado, todo muy cuidado y limpio.

Luego seguimos con rumbo a Puerto Viejo - San Javier, a donde arribamos a eso del medio día.

PUERTO VIEJO

Un pequeño pedazo de paraíso. Todo monte galería y monte parque a orillas del río Uruguay, donde pasaban con cierta frecuencia barcos y barcazas además de veleros y lanchas.

El lugar cuenta con parador, un gran quincho que nos salvó de una gran mojadura, baños con agua caliente, zona de camping, cabañas y playa.

Nos ubicamos con nuestras carpas bien cerquita del agua, de modo de ver el río desde la cama. Almorzamos, dormimos una merecida siesta, fuimos hasta San Javier por víveres y conocer un poco, cena y a dormir...

Al rato tormenta pero bien secos dentro de nuestras carpas. La tormenta se convirtió en temporal y durante el temporal, nos enfrentamos a una turbonada que destrozó la carpa de los niños y tiró al suelo la nuestra. La lluvia caía de forma horizontal y las gotas dolían en el cuerpo.
Por suerte, cuando comenzó la tormenta (a eso de las 04:00 a.m.) había puesto los bolsos con la ropa en la camioneta para evitar posibles mojaduras de ropa.  

A duras penas logramos levantar un poco la carpa para que los chicos corrieran hasta la camioneta y salir del monte hacia un gran quincho al lado del parador donde nos refugiamos, pusimos ropa seca, hicimos mate y esperamos a que pasara la tormenta. 

Con el amanecer terminó la lluvia y salió el sol, así que armar tendedero y secar ropa, colchones, frazadas, sobres de dormir, etc. 

Luego de esa noche, al destrozarse la carpa de los chicos, pasaron a dormir en la camioneta. Todas las noches poníamos los asientos de forma horizontal, metímos el colchón inflable y allí dormían (como el camping cobrarba por carpa y la camioneta no es carpa, nos ahorramos unos buenos $$$ así que: ¡No hay mal que por bien no venga!!).

Al medio día partimos hacia la:
Fiesta del Girasol en San Javier

Almorzando Shaslik en el Centro Cultural Maximo Gorki

Coro del Centro Cultural Maximo Gorki

Grupo de baile Kalinka

Almorzamos shaslik (receta), asado de carne ovina macerado en hierbas, ajo  y limón, varéniki (receta)
unas empanaditas hervidas de ricota y  de postre piroj (receta)(una especie de pastafrola de zapallo y la masa similar a la de las mantequillas). Piroj que nos acompaño toda la semana ya que se vendía en todas las panaderías y nos encantó. Para tomar, referscos y Kuaz un fermentado de granos y miel, del cual trajimos para compartir.

El martes, contratamos un guía para realizar una recorrida ($100 c/u) de unas 2 horas por los Esteros de Farrapos1, nos quedó montón por recorrer, pero lo que vimos estuvo muy bueno. Un monte galería casi virgen sobre el río Uruguay, humedales y una fauna muy interesante.

Morena (Astrid Pardo De Iriondo) quien nos acompañó los primeros días hizo el recorrido pero a caballo ($500 c/u) y también se puede hacer en lancha (solo 3 por lancha también $500 c/u).
Luego nos recibieron en lo que fue el galpón de piedra donde se hacía el acopio de granos, ahora reconvertido en centro de visitantes de los Esteros de Farrapos, donde nos dieron una charla y ampliaron la información recibida durante nuestra caminata.

De allí fuimos a visitar el Museo de la Diáspora Rusa «Casa Blanca»2. "Desde 1914 hasta 1926 la Casa Blanca fue residencia de Vasili Semionovich Lubkov, jefe religioso de la comunidad rusa fundadora de San Javier"3.

El martes levantamos campamento, dimos unas vueltas más por el lugar y partimos rumbo a Nuevo Berlín. 
Allí nos encontramos con una localidad con características similares a las de San Javier, incluso con un camping municipal sobre el río de similares características.

Luego partimos hacia Fray Bentos y acampamos en Las Cañas.
El miércoles, recorrimos Fray Bentos, visitamos el museo del complejo Anglo. Vale la pena ir hasta allí solo por el museo.

Frente a la sala de máquinas

Carro de bomberos

Oficinas

Almorzamos a orillas del río Uruguay, en el Parador de la Playa Ubici, otra playa cerca de Fray Bentos para luego comenzar el retorno, pero pasando por Mercedes, donde visitamos el Castillo Maua y el parque y zooloógico que lo rodea, así como el museo paleontológico que hay en su interior. ¿Sabían que en Uruguay existieron los mamuts? Bueno, allí hay una quijada, una tibia y un colmillo de mamut encontrado en uruguay.
Luego tomamos rumbo a Villa Soriano, pasando por el memorial al Grito de Asencio ya entrada la nochecita, tomamos la ruta y no paramos hasta la cama!

Memorial al Grito de Asencio

Puerto de Villa Soriano

Podría decir que los pesqué, pero el mérito es de un pescador de Villa Soriano. Quedaron muy ricos!!



Se extiende la polémica por proyecto en la Laguna Garzón
El proyecto de construcción de un puente y posterior desarrollo inmobiliario en la Lagun< Garzón está suscitando una justificada polémica. Es hora de ponerse a pensar si seguir cargando a nuestra costa de infraestructura contribuye o no al desarrollo sustentable. Debe primar una concepción de Desarrollo Sustentable, donde lo ambiental y lo social ocupen el mismo lugar que lo meramente económico.

Compartimos una nota aparecida recientemente en la prensa (http://www.elpais.com.uy/110502/pciuda-563688/ciudades/se-extiende-polemica-por-laguna-garzon/)

La polémica desatada por la anunciada construcción del puente de la Laguna Garzón no solo genera la reacción de organizaciones ambientales sino que, además, corta de forma trasversal a los partidos políticos con representación en el municipio de la zona.
Fernando Suárez, alcalde de Garzón electo por el Partido Nacional, se mostró partidario del puente. En tanto, el concejal del mismo municipio Martín Pittaluga del Frente Amplio no se alineó a la posición de los intendentes Óscar de los Santos de Maldonado y Artigas Barrios de Rocha y del propio gobierno nacional. Por el contrario se manifiesta en contra de la propuesta del financista argentino Eduardo Costantini. "Mi posición es la de siempre. Siempre dije que estoy afín al crecimiento y al desarrollo siempre y cuando éste sea de manera ordenada y se minimicen los impactos ambientales. De todo tipo. También respeto de forma absoluta la postura de los vecinos que se oponen a la propuesta", dijo Suárez a El País.
MEDIDAS. La Fundación Amigos de las Lagunas Costeras de Rocha esta semana agregó su propuesta de donar las balsas eléctricas para ser empleadas en el cruce del lugar al expediente donde se tramita en la Dirección Nacional de Medio Ambiente el permiso de construcción del puente de Laguna Garzón. El planteo incluyó su iniciativa de demoler y retirar todos los restos del inconcluso puente construido a comienzos de los años sesenta. En el mismo acto, la fundación presentó en el expediente un testimonio notarial que certifica el resultado de una encuesta efectuada entre mil conductores que cruzaron la laguna en balsa durante el feriado de Semana de Turismo. El referido expediente se encuentra de manifiesto en la Dinama a los efectos de recibir las inquietudes de vecinos y organizaciones ambientalistas. Una vez transcurrido el plazo legal se procederá a efectuar la audiencia pública donde la fundación hará sentir su palabra, según indicó Luis Castelli, uno de sus voceros. Castelli fue quien aseguró -y no el guardaparques Héctor Caymaris- durante el encuentro realizado el sábado 23 de abril en José Ignacio, que "ninguno de nosotros da esto por perdido sino no estaríamos trabajando desde hace muchos meses en esto. Lo que pasa es que queremos tener un montón de requisitos que nos van a servir después para legitimar si vamos a hacer algún tipo de actuación sea ésta jurídica o de apoyo a un movimiento que pueda hacer la comunidad. De ninguna manera pensamos que esto está perdido. Tenemos un porcentaje mayor de encuestas que el año pasado. Esto nos permitirá presentar en este mismo período de manifiesto porque no queremos dejar de cumplir con ningún requisito legal para que no nos digan que no presentamos nuestras observaciones en el expediente".


Fray Bentos como Polo Industrial: 130 años trascendiendo fronteras
René Boretto Ovalle

Polo Industrial

Quizá apenas un siglo de actividad industrial pierda significación y trascendencia en países de larga historia, pero en el caso de Uruguay, haber mantenido preponderancia en un lapso superior a los cien años, justifica pensar que fue por una buena razón. Este es el caso de Fray Bentos, que, más que el nombre de una ciudad arrecostada al Río Uruguay con profundos puertos que hicieron que los europeos la eligieran para proyectos comerciales, es uno de los ejemplos de perenne permanencia en el ámbito internacional a causa del renombre de los productos que allí se elaboraban.

La Liebig Extract of Meat Company, creada en 1865 de la mano de la necesidad imperiosa de Europa de contar con carne para sus ejércitos y armadas, no pudo elegir mejor lugar para instalarse, porque aquella región del bajo Río Uruguay, era, sin dudas, el sitio ideal “por su puerto de mar en el que se puede anclar más cerca de la costa que en Montevideo”, al decir de Augusto Hoffman, uno de los ideólogos de erigir una población al lado del profundo puerto natural en las barrancas de Fray Bentos, donde decenas de veleros, queches, balandras, pailebotes y polacras esperaban, guarecidos en la amplia rada, que llegaran o salieran los productos desde la ciudad argentina de Gualeguaychú, aprovechando las naturales condiciones del lugar desde principios del 1800, cuando sobre las barrancas donde se decía que había vivido el frayle Bentos no crecían más que espinilos, algarrobos y ñandubay que explotaban unos pocos leñadores.

El químico alemán Justus von Liebig estuvo más de diez años esperando que su genial invento de un “extractum carnis” hallara la visión de alguien que encontrara no solamente el territoriio sino las condiciones adecuadas para que miles de vacas cerrilles, casi sin costo, comenzaran a ser convertidas en aquella pasta oscura que contenía el sabor, cualidades y características de la carne tan difícil de encontrar en el viejo mundo. Pero hacia 1862, entró en el panorama el ingeniero también alemán Georg Giebert, de Hamburgo, quien no dudó en imaginarse la producción en gran escala de este producto que vendría a solucionar problemas de alimentación en los ejércitos y vituallas de aventureros tan comunes a mediados del siglo XIX.

Los frágiles galpones de un pequeño saladero en las cercanías de una Villa Independencia (Fray Bentos) recién nacida en 1859, pronto alojaron las dependencias industriales donde de 10 vacas por día, pasaron a faenarse cientos y pronto miles, convocando a centenares de barcos de las más diferentes banderas trayendo materias primas y llevando la preciada mercadería hacia Europa.
El nombre FRAY BENTOS escaló de inmediato a alturas insospechadas y no tenemos dudas que, aún antes que el nombre URUGUAY, fue uno de los nombres orientales que más rápida y eficazmente se diseminó por el mundo occidental, en las etiquetas de aquellos productos que se vendían como pan caliente diciendo que su procedencia era de “nuestros establecimientos en Fray Bentos, Sudamérica”.
El nombre de Fray Bentos que se escuchaba en los puertos ingleses y belgas, no era simplemente por el comentario respecto a los cientos de cajones que arribaban en los veleros con el ansiado extracto de carne que los uruguayos convertían después de trabajar en los galpones de la lejana Liebig Company, sobre el rio Uruguay, dejando como resultado de un kilo de extracto cada treinta y dos kilos de carne vacuna. Además, Fray Bentos se estaba convirtiendo en un real sinónimo de calidad. Hasta tal punto que ni cortos ni perezos, los empresarios de la Liebig se apropiaron del nombre para sus productos. (Hoy día, en Inglaterra, consumir corned beef “Fray Bentos” es cosa de todos los hogares).

Cuando en 1895 solamente en la mente y letra de Julio Verne se podía llegar a la luna... cuando alguien puso el pie en selene, estuvo acompañado por un sabroso caldo hecho con las carnes de los vacunos que pastaban en las llanuras sudamericanas, aludiendo Verne a ese puertito de Fray Bentos donde se generaba esa revolución gastronómica.

También el nombre de FRAY BENTOS pasó de trinchera en trinchera en los horrendos años de la primera guerra mundial, donde según tres Universidades internacionales que estudiaron la forma de hablar de los soldados, mencionar ese raro nombre era lo mismo que decir que todo era excelente; que estaba bien. Decir “fri-bentos” era como después en la Segunda guerra los norteamericanos inventaron el “OK”...

Los soldados británicos que sembraron estragos en las trincheras alemanas en Cambrai, no tuvieron mejor idea que “bautizar” a uno de sus tanques con el nombre de “Fray Bentos” porque sus tripulantes se sentían en su interior como “carne enlatada de Fray Bentos”...(!)
FRAY BENTOS podía significar, para los orientales que en siglo XIX se entretenían en las luchas fraticidas cabalgando por las colinas, un puerto estratégico desde donde se recibían o enviaban pertrechos de guerra en el convulsionado Rio de la Plata. Pero también este nombre atravesaba las fronteras de los países europeos, volaba con Alock y Brown en el primer vuelo transatlántico, servía de alimento imperecedero en las húmedas selvas del centro de Africa cuando Stanley fue a buscar a Livingstone y también fue el UNICO ALIMENTO que le quedaban en las mochilas a los conquistadores cuando descubrieron al polo norte...

FRAY BENTOS también fue nombre de un destino. Tanto como miles de toneladas de productos de nuestra agropecuaria salían por el puerto del saladero, por él también ingresaban inmigrantes: hombres principalmente de Europa que se sentían atraídos por el misterioso ruido de las máquinas y de los animales mugiendo en un tropel de trabajo que congregó en el lugar inmigrantes de más de sesenta nacionalidades del mundo...

Casi ciento treinta años Fray Bentos fue sinónimo de industria, ocupando el privilegiado lugar del Uruguay donde los sueldos mensuales eran aún mayores que los que pagaba el gobierno nacional entero a sus empleados. Fue el lugar donde (no en vano) hoy día se le asigna el honroso sitial de haber sido el lugar donde nació la revolución industrial en el Río de la Plata. En 1883 la primera lamparilla eléctrica se encendió en la Liebig de Fray Bentos, aún tres años y medio antes que los candiles con grasa de potro y las velas fueran desplazadas por este invento en la misma Montevideo...
Y después de 1924, la ANGLO DEL URUGUAY continuó resaltando este nombre con la gigantesca producción que llegó a gastar 200 mil toneladas de carbón de piedra en una década para dar energía a la maquinaria industrial, a la vez que  se sobrepasaba el millón de animales faenados destinados a la exportación !

Cinco mil obreros -más de una tercera parte de la pequeña ciudad litoraleña de aquel entonces- entonaban un glorioso himno al trabajo, marcando un hito renombrado de la industria nacional. Baste leer un periódico de abril de 1943, cuando dieciséis millones de latas de corned beef salieron ese mes por el puerto del frigorífico, justificando, sin duda, que las negras moles de los submarinos nazis acecharan a los barcos que llevaban tan tremenda contribución a los aliados en la segunda Guerra Mundial.

Y hoy día, cuando la gigantesca chimenea de la futura fábrica de pasta de celulosa de UPM se eleva sobre el horizonte esteño de Fray Bentos, recordamos aquella señera figura de la otra chimenea, la del horizonte del oeste, que en 2006 cumplió su centenariio, donde el salir humo era señal no de contaminación sino de trabajo y donde el olor al “guano” desparramándose impune por las callejuelas de la Villa Independencia, era una señal de que miles de nuestras gentes estaban disfrutando del sagrado ritual del trabajo....


La heroica hazaña del tanque "Fray Bentos"
Homenaje 90 años después
Por René Boretto Ovalle

articulo1
El lugar que para cincuenta mil británicos y cuarenta mil alemanes había resultado el sitio para sus tumbas, hoy día es un campo de labranza. La planicie suavemente ondulada y de color verde, no tiene siquiera unas trazas como para hacerlo parecer al lugar donde cientos de cientos de miles de soldados lucharon para poner tope al avance de los nazis en la Primera Guerra Mundial.
En esta zona hay una pequeña ciudad belga llamada Ipres. Tomó el nombre de “iperita” que era como se le llamaba al gas mostaza que los alemanes usaron cruentamente contra sus enemigos. Aprovechando el viento en contra de los atacantes aliados, miles de bombas de humo desparramaban el terrorífico gas que dejaba ciegos a los hombres y los inutilizaba por completo.
Ypres fue un sitio verdaderamente histórico. Allí se dio uno de los primeros usos de los tanques de guerra, intentando pasar por encima de las trincheras que se movían apenas metros hacia delante o hacia atrás, al costo de miles de vida en cada intento de llegar a las líneas alemanas. Cuando en agosto de 1917 se produjeron estas batallas utilizando los tanques recién inventados, nadie contaba con la sorpresa del terreno. La geografía ahí era totalmente incongruente con el desplazamiento de estos pesados tanques, porque la napa freática estaba a menos de un metro de profundidad, a lo que se agregó un clima lluvioso. Tanto los soldados como los tanques, quedaban enterrados. Unos muertos y otros inutilizados para su acción.

Allí donde se contabilizaron 90.000 vidas humanas perdidas en pocas semanas, se reunieron recientemente hombres, mujeres, niños, instituciones, grupos militares y ex combatientes, para inaugurar un gran monumento en homenaje a esos hombres valientes que perecieron en el pedazo de suelo más caro pagado en la historia: unos pocos kilómetros cuadrados, costaron casi cien mil vidas!.
En la localidad de Poelkapelle, se rindió finalmente homenaje a los tanquistas y soldados que murieron en esos trágicos momentos, inaugurando el llamado “Tank Memorial Ypres Salient”. Coros infantiles actuaron, representantes de los ejércitos desfilaron y gran cantidad de familiares descendientes de los muertos allí, se dieron cita en una ceremonia de tocante emotividad. El monumento conmemora el Cuerpo Británico de Tanques que luchó y cayó en Ypres. Sus asaltos fueron realizados en situaciones atroces. Estos hombres valientes lucharon contra hombres igualmente valientes, atrincherados o peleando en el mismo terreno. El 9 de octubre de 1917, los ocho tanques que lucharon aquí, se hundieron en el fango o fueron destruidos. Desde entonces, el lugar es llamado por los lugareños como “el cementerio de tanques”.

articulo1
UNA HISTORIA DE HEROISMO SIN PAR: FRAY BENTOS PRESENTE. 
De los tanques atacantes, uno de ellos había sido bautizado con un nombre que nos es muy familiar: “FRAY BENTOS”, porque los nueve tripulantes que lo manejaban dijeron haberse sentido adentro de la máquina como carne enlatada de la que comían todos los días.
Mucho nos sorprendemos hoy día de las cosas que relacionan a Europa con Fray Bentos o a Fray bentos con aquella Europa de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Como aquí nosotros solamente criábamos las vacas para sacrificarlas, faenarlas, molerlas y convertirlas en extracto de carne o en corned beef, no nos enterábamos de la otra vida de ese producto que apenas salía del puerto del ANGLO se convertía en un elemento crucial para alimentar a los civiles y a las tropas en Europa, durante los casi 130 años en que desde este pequeño puerto sudamericano se enviaban por miles de toneladas los diferentes productos.
Hoy día, ha sido un trabajo interesantísimo encontrar, clasificar, interpretar y convertir en documentos históricos todo lo que hemos podido conseguir de esa “otra historia” de los productos fraybentinos. Justamente, y gracias al contacto con un historiador inglés, pudimos rescatar la increíble historia de un tanque de guerra británico que tuvo un accionar tan valiente que pasó su nombre a ser famosísimo.

He aquí la historia:  ““Quise compartir este cuento único e interesante de un tanque y su equipo durante la Tercera Batalla de Ypres, en agosto de 1917.
Justamente al sur de Saint Julien y cerca de la Colina 35, los alemanes habían destruido varias compañías de ejército británicos cuando ellos asaltaron los puntos estratégicos y trincheras en la región.
Ocho tanques de Mark  IV pertenecientes al llamado Batallón "F" del Cuerpo de Tanques británico marcharon en apoyo de la infantería para atacar y tomar las líneas alemanas. Los tanques,  habían tomado la letra 'F' para identificarse con sus respectivos nombres. Los tanques eran: "Faun", "Fay", "Fiducia", "Foam", "Fritz Phlattner", "Fiara", "Fairy" y "Fray Bentos".
El grupo de tanques salió a cumplir su misión a las 4.45 de la mañana el 22 de agosto. El tanque F 41 llamado "Fray Bentos", estaba bajo el mando de un teniente llamado G. Hill.
Cada tanque tenía un punto asignado en la línea alemana para asaltar. El comandante de batallón, el Capitán Richardson había optado liderar la avanzada a bordo del F 41 "Fray Bentos". Los defensores alemanes ubicados en un punto alto al que llamaron 'Gallipoli' comenzaron a defenderse con ametralladoras de gran calibre y las balas de rifle comenzaron a  zumbar por todos lados y rebotaban contra las placas de hierro de los cascos de los tanques.
El teniente Hill, al mando del Tanque “Fray Bentos” fue herido en el cuello y el comandante Richardson que estaba en la tripulación del "Fray Bentos" intentó tomar la delantera para dirigir el ataque con tan mala suerte que cayó en una trinchera abandonada, quedando a disposición del fuego alemán.  La infantería alemana de inmediato rodeó por los flancos al "Fray Bentos" y lo incendió. El comandante Richardson intentó salir del tanque y buscar ayuda, pero el fuego era demasiado intenso. Otros dos tripulantes intentaron salir fuera para intentar sacar el tanque de la zanja, pero uno de ellos murió en el intento. El tanque atrapado estaba a unos 500 metros delante de la Brigada 44 de Montañeses quienes intentaron asistir al tanque, pero no lo consiguieron y perdieron como 60 hombres. Las unidades Scottish Rifles y Black Watch  relevaron a los Montañeses, con pérdida de muchos hombres sin lograr avanzar más que 100 metros.
La tripulación del "Fray Bentos" usaba sus armas para atacar como podía a los alemanes, convirtiéndose en un verdadero bunker metálico. Los británicos en este punto, pensaron que el tanque había sido capturado por los alemanes y comenzaron a disparar ellos mismos sobre el tanque atrapado. Un Sargento de la tripulación del "Fray Bentos, llamado Missen se deslizó valientemente y salió, esquivando las balas de los francotiradores y el fuego de ametralladora para alcanzar las líneas británicas e informarles que la tripulación aún estaba viva y luchando.
En estas circunstancias y teniendo en cuenta que los alemanas disparaban constantemente desde la Colina 35, la situación era desesperada y horrible. Varios hombres de la tripulación del tanque estaban heridos y requerían asistencia médica.  El calor de agosto, el humo, la incómoda ubicación del tanque caído dentro de la trinchera, debe haber sido terrible.
Los otro siete tanques continuaron cada uno con lo suyo, tratando de alcanzar sus propios objetivos. Sin radios, ellos no tenían ninguna idea que le estaba pasando al F 41. A la noche del día 23, las tropas alemanas se precipitaron sobre el tanque tratando de ingresar a él por la escotilla superior, pero los tripulantes, encerrados y sólo con sus revólveres, lograron ahuyentarlos. Los alemanes entonces se empecinaron contra el tanque disparándole constantemente y procurando traspasar la armadura con sus balas.
La tripulación se aguantó hasta la noche del 24 de agosto y el comandante Richardson ordenó intentar abandonar el tanque y llegar a las líneas británicas, lo que consiguieron todos sin perder un solo hombre. Las tropas escocesas estaban alborozadas y maravilladas por la valentía de los tanquistas. El comandante Richardson, ya a salvo en sus propias trincheras, podía ver la infantería alemana como un enjambre alrededor del tanque que pronto fue incendiado para inutilizarlo totalmente.
El grupo del tanque "Fray Bentos" se había aguantado durante sesenta horas en la trágica circunstancia. La tripulación estaba formada por dos oficiales, seis soldados que fueron heridos y uno que fue muerto. Concedieron a los dos oficiales y al muerto la Cruz Militar, y a los demás el DCM y la Medalla Militar.
El ataque total falló. Los otros siete tanques, todos excepto uno fueron dañados o destruidos y uno se hundió en el fango.
Después de muchas tentativas, la 55a. División finalmente capturó 'Gallipoli' el 20 de septiembre de 1917.
!Qué historia!. .”.

DESCENDIENTES DEL CAPITAN DEL TANQUE FRAY BENTOS. El nieto y miembros de la familia del Cap. D.H.Richardson que comandaba el F41 FRAY BENTOS, visitaron el sitio exacto donde el tanque y su tripulación hicieron la proeza. El Coronel y soldados del 1st Royal Tank Regiment los acompañaron mientras se depositaba una ofrenda floral y un gaitero ejecutaba un lamento en recuerdo a los caídos. (Foto)

UN SITIO WEB PARA RECORDAR. Hemos hecho un sitio en Internet para resaltar todo este material histórico respecto a los dos tanques de guerra llamados Fray Bentos. Se puede visitar en : https://sites.google.com/site/eltanquefraybentos/

El sitio donde se puede ver todo lo relativo al homenaje está en http://www.tankmemorial.vpweb.co.uk/default.html


Sustentabilidad: ¿solo no maltratar el Medio Ambiente?
Por Rene Boretto Ovalle

Cuando nos referimos a "turismo sustentable" aparece una palabrita que no hace mucho que ha entrado al diccionario turístico. O al menos al glosario que deben manejar las personas relacionadas a este fenómeno social-comercial que es el turismo. Sustentabilidad.

Realmente es tan acotado el término que generalmente lo utilizan sin ton ni son aquellas personas que hacen énfasis en el cuidado del medio ambiente y del ámbito "físico" en que se basan los atractivos turísticos?

Efectivamente, para que algo sea "sustentable" debe cumplir una serie de normas y prerrogativas que no socaven la base o los caracteres esenciales de ese "algo". Si nos referimos al turismo, deberíamos estar contemplando, con el mismo nivel de importancia, no solamente el medio ambiente, sino también los atractivos, el sistema de precios, el comportamiento social del operador, el mantenimiento de la infra y la superestructura, las resoluciones administrativas de los gobiernos locales y nacionales, etc. (Dejo los "etc." para que lo agreguen los lectores porque el fenómeno turístico es tan amplio que cada quien, desde su punto de vista o parado donde ejerce sus funciones como operador, bien sabrá cuáles son los elementos esenciales (que le cambian su esencia).)

Deberemos recordar en todo instante que el turismo es un FENOMENO SOCIAL dirigido a dos intereses humanos concretos: el utilizar el tiempo libre y crear ganancias económicas con el movimiento o flujo de personas en busca o en utilización de servicios. Por lo tanto, en el primero de los casos, el turismo es creador de MODA, es decir de preferencia circunstancial y condicionada a determinados intereses o gustos de una parte de la sociedad. Un atractivo turístico, por ejemplo un destino concreto (una ciudad, un balneario, unas ruinas históricas) no tienen asegurado para siempre el futuro como elemento de atracción. No necesariamente porque se pierda el elemento atractor sino porque la gente no lo elija más como destino, podrá sellar la suerte de ese destino. Ciudades enteras construidas sobre la base de un atractivo como era la paz y la tranquilidad, quedaron como sitios fantasmas porque aquellos que buscaban esa esencia, pronto vieron que la perdieron por sobrepoblación, ruido, etc.

Con esto queremos significar lo trascendente que es sopesar cuáles son los fundamentos de lo que atrae a la gente. Si no luchamos por mantener eso incambiado, no estamos haciendo (en este caso) sustentabilidad.

La ACCESIBILIDAD es importante también como elemento agregado para hacer "sustentable" un sitio turístico. Buenos caminos, señalética adecuada y amistosa y servicios en ruta, son complementos por demás interesantes para convencer a la gente que continúe visitando el lugar. Aunque hacer "accesible" el sitio es uno de los mayores y principales errores que se cometen. Hay panoramas, paisajes y lugares que despertaron su interés justamente por el desafío de llegar a él, dando una idea de "salvaje", de "aventura" y de "difícil". Si por explotar el flujo humano que despertó el atractivo colocamos carreteras, llevamos el "hotel" directamente al sitio y sobreabundamos en la "facilitación", seguramente estaremos echando a perder el lugar. Muchos ejemplos se están dando en nuestro Uruguay donde por "llevar más cerca al turista" atropellamos contra lo natural: desvastamos dunas, cambiamos cursos de sangradores o pequeños arroyos, matamos la alimentación natural de viento y arena por ejemplo, que es como la Naturaleza construyó ese sitio en miles de años.

La "sed de la inversión" debe ser A ULTRANZA, detenida en su justo momento, poniendo reglas normas y prevenciones con los lugareños y las autoridades comunales o departamentales defendiendo respaldándose en estudios o investigaciones que apuesten a que tanto "el sitio" como "el turismo" sean sustentables, AMBOS AL MISMO TIEMPO.

La presencia de los operadores turísticos brindando sus SERVICIOS, son esenciales, en la medida que cumplan con las necesidades de la gente y que ésta se sienta bien atendida en sus requerimientos básicos.

La explotación del RUBRO ARTESANIAS no es poca cosa cuando hablamos de lo esencial, de lo característico y de lo que le da un toque especial a un atractivo. La imitación, la importación de estilos y la copia de sistemas comerciales que dieron resultado en otros lados (a veces en otros países) termina por atentar contra la originalidad que el turista busca en ese sitio.

Cuando hablamos de SUSTENTABLE, debemos imaginarnos no un concepto frío, calculador y lleno de prohibiciones. Debemos imaginarnos una balanza donde "lo de más" y "lo de menos" juegan el mismo rol para mantener el justo equilibrio…


Estrategia de desarrollo a través del Turismo Sostenible
Por René Boretto Ovalle.

No deberíamos tener dudas si acaso en algún momento nos asaltó la interrogante sobre la importancia que tiene el turismo para el Uruguay. La reapertura del Puente San Martín en Fray Bentos aparece como un elemento diferenciador de la temporada pasada. Los números son evidencia suficiente como para considerar a este lugar como trascendental a la hora de la temporada veraniega. En poco menos de la mitad de la temporada, recuperó los guarismos de años anteriores a los injustos cortes de la Ruta 136 de Entre Ríos.

No pasa desapercibido el crecimiento del fenómeno turístico y la afluencia de nuestros visitantes veraniegos, máxime con el aumento que ha registrado la cantidad de ciudadanos argentinos. Principales autoridades concuerdan en lo beneficioso de esta "inyección económica" que recibe el país en estos meses.

La apuesta al turismo, deberá ser, por ende, apostando a mejorar algunos aspectos de la atención que recibe el turista cuando ingresa al Uruguay. Y no nos referimos a la deferencia y buen trato, cosa ya considerada como parte del atractivo de los "yorugas". Me refiero a la necesidad de poner a tono el tramiteo a que se ve sometido el turista cuando ingresa, que aunque necesario, no condice con la tecnología y las intenciones mercosurianas que tienen tanto Uruguay como Argentina.

Con la culminación de obras de la ruta de una sola mano desde Buenos Aires y su entronque en Zárate hasta la ciudad de Gualeguaychú, Uruguay tiene el mejor aliado en las comunicaciones. En menos de dos horas y media, alguien puede estar pisando tierra uruguaya sin mayor cansancio. Lo cierto es que ese mismo turista al que no se le enfrió el termo para el mate en su viaje desde Buenos Aires, tiene que permanecer a veces cuatro horas esperando para ingresar al país.

Muchos podrán decir que el problema está en que "se vienen todos juntos" y si cada vehículo llevara controlarlo un minuto, una cola de cinco kilómetros (1250 automóviles) hace que al que llegó último le toque ser atendido después de una agotadora jornada de calor.

Este año la Intendencia de Río Negro puso a disposición mucho de su cooperación y logística. Hasta se repartió gratuitamente botellas de agua mineral.

Cuando escuchamos que las altas autoridades prometen ocuparse de una mayor profesionalización para el turismo, nos gustaría que, acorde con la importancia que tiene este "rubro no tradicional" los llevase a estudiar soluciones inteligentes y de la mano de la última tecnología.

En épocas de gran movimiento, por ejemplo en los 90, se coordinó con Gendarmería Nacional para que les entregaran en Ceibas a los turistas el formulario de Migración para que lo tuvieran lleno al llegar al Puente. Ayudó muchísimo. Un instructivo con otros detalles que eviten desconocimiento de leyes y reglamentaciones, evitaría que mucha gente con menores a cargo deba pasar malos momentos porque no tenía la documentación en regla. Y para solucionarlo hay que ir 43 kilómetros para atrás a la ciudad de Gualeguaychú.

Cuando consideramos al fenómeno turístico como un MOVIMIENTO DE GENTE, debemos ir al mínimo factor de este concepto: la gente. El ser humano. Con sus problemas, sus caprichos, sus temores, sus apuros, sus necesidades. Si bajamos a ese nivel, seguramente le estamos solucionando mucho al turista potencial que la próxima deseará regresar y no necesariamente se hará "cruces" cuando vea la imagen del puente internacional a lo lejos…


Aprendiendo qué (no) se debe hacer para logar un turismo sustentable

Ya en 1984, la Declaración de Manila de la OMT manifestaba que: “Los recursos turísticos de que disponen los países están constituidos por espacios, bienes y valores. Se trata de recursos que no pueden utilizarse sin control, sin correr el riesgo de su degradación o incluso de su destrucción. La satisfacción de las necesidades del turismo no debe constituir una amenaza para los intereses sociales y económicos de las poblaciones de las regiones turísticas, para el medio ambiente –especialmente los recursos naturales- ni para los lugares históricos y culturales”.
El turismo “de sol y playa”, como una de las manifestaciones del turismo de masas, utiliza como recurso la belleza escénica de paisajes de zonas templadas en verano, y de zonas tropicales todo el año. De ese modo el Caribe se transformó en un destino típico que reúne estas características. La exportación de su paisaje, conformado por una serie de ecosistemas mínimamente alterados, enmarcados en un clima agradable y con una población abierta a los visitantes, se convirtió en una estrategia de crecimiento económico (a veces podríamos decir, de desarrollo) para varios países de la región.
En el caso de México, en la década de 1970, se dio un proceso de redescubrimiento – explotación de la región sudeste. En el Estado de Quintana-Roo, al sur de la Península de Yucatán, se llevaron adelante proyectos petroleros, ganaderos, forestales y pesqueros que, a la postre, demostraron no constituir herramientas para el desarrollo regional. De ahí la opción por la “industria sin chimeneas”. Por su parte Belice, al norte de América Central, pasó de ser de un país netamente exportador de materias primas a una economía cuyo primer renglón es el turismo. Quintana-Roo y Belice constituyen entonces dos territorios del Caribe continental donde se ha fomentado el turismo. ¿Qué similitudes y diferencias presentan ambos casos? ¿Qué lecciones podemos extraer para el logro de la meta de un turismo sustentable?
La creación de Cancún y el fortalecimiento del turismo en Cozumel e Isla Mujeres son dos rasgos típicos del estilo de desarrollo impuesto en Quintana-Roo. El mismo resultó ser no equilibrado, generando un proceso de polarización territorial y social, donde se contrasta de manera evidente la opulencia con la pobreza. La desaparición de los “ejidos” o tierras comunales cultivadas por los campesinos de la etnia maya – Primeros Pueblos de esa región – y la de los poblados de pescadores de la zona costera, a manos de la especulación inmobiliaria, significaron un impacto social negativo. Se considera incluso que la población maya está sufriendo un severo proceso de aculturación. Por otra parte, las transformaciones del paisaje realizadas para acondicionarlo para el turismo masivo significaron una degradación y –en algunos casos- una desaparición del mismo: relleno de manglares, excavaciones profundas, canalización de lagunas, destrucción de áreas verdes.

Las dos regiones turísticas analizadas: Quintana Roo y Belice

Fuentes: http://www.amejicoconaviamex.es/mapas/mapa_quintana_roo.jpg                                 http://enciclopedia.us.es/images/c/c8/Mapa_Belice.png

Por su parte Belice (ex–British Honduras) comienza con la actividad del turismo de manera espontánea, a partir de una iniciativa de las poblaciones locales, que vieron en esta nueva actividad una alternativa a sumar a la de la pesca, como en el caso de la localidad de San Pedro, en los ’70, que fue el primer foto turístico del país. Tras las dificultades para conformarse como país independiente, Belice lograr superar la situación de una economía de enclave forestal y producción de frutas, proceso en el cual el turismo ha jugado un papel relevante. El ecoturismo, el turismo aventura y el turismo cultural fueron las estrategias de desarrollo que adoptaron diferentes localidades. Estas modalidades de turismo alternativo han hecho posible que el impacto ambiental sea mínimo.
A pesar de las similitudes paisajísticas y del hecho que en ambos casos el flujo de turistas es predominantemente extranjero y que ambas producen dividendos económicos, podemos decir que estamos frente a dos modelos diferentes de turismo. El de Cancún y zonas aledañas ha adoptado el “estilo Miami”, vale decir de urbanización extrema, con lo cual el paisaje original queda borrado. Ello acompañado de la señalada polarización social. El de Belice, en cambio, se aproxima más a la sustentabilidad, por los tipos de turismo que se practican y porque dicha actividad convive con otras alternativas productivas.

Adaptado de: ARNAIZ Stella Maris, 1996. Estudios y Perspectivas en Turismo Vol. 5: 147-163.



Desordenamiento territorial

La rambla de Montevideo y sus playas son reconocidos como uno de los paseos más democráticos, y parte importante de esa situación es la posibilidad de acceso ilimitado a las playas. Más allá de algunas concesiones como paradores y algunos clubes, la rambla acompaña la línea de costa  marcando el límite entre lo privado y lo público. Así a nadie se le ocurre pensar en construirse una casa, por ejemplo, en las dunas de Carrasco o sobre las rocas de la Playa de los Ingleses.

Lamentablemente esa situación no se repite en otras partes del país.
Lo he visto muy especialmente en Maldonado. Existen en el departamento
algunos emprendimientos turísticos que ocupan la franja de defensa de costa. Los mismos cuentan con autorizaciones y su funcionamiento está regulado, aunque igualmente muchos imponen indirectamente restricciones de acceso al limitar, por ejemplo, el estacionamiento de vehículos y así obligando a los no alojados a caminar un largo trecho para acceder a la playa.

Aún más preocupante es que paralelamente se está desarrollando toda una situación de ocupación ilegal de la franja costera, con construcción de viviendas para renta, cercado de áreas y rampante especulación inmobiliaria. Estas ocupaciones que eluden el control legal simplemente por no solicitar las autorizaciones y presentar después hechos consumados, son particularmente notables en la zona de Playa Hermosa de Maldonado, cercana a Piriapolis.

Allí la angosta faja de dunas entra la ruta 10 y el mar, protegida y librada al uso público por ley, está siendo sistemáticamente cercada, despojada de su vegetación y arrasada con retiro de arena para permitir la construcción de casas que se ofrecen en alquiler.

La zona presenta aún características ambientales casi únicas, dominada por dunas cubiertas de acacias por entre las que llegan a la playa dos pequeñas cañadas con tupido monte de galería en el que destacan los ceibos. Hacia el lado este de la playa la comunión del campo y el mar se completa por una zona rocosa, paralela a la ruta 10, de casi 1 kilómetro de largo y cubierta monte achaparrado y de vegetación resistente a la intrusión del agua salada en la que conviven garzas, tijeretas teros y calandrias con las más diversas especies de aves marinas locales y migratorias que encuentran allí abrigo de los vientos del este.

Se trata de una porción de terreno que formaba parte de los predios rurales cuyo fraccionamiento dió origen a los balnearios de Playa Hermosa, Miramar y Playa Grande, la que en cumplimiento del Código de Aguas  que al hacerse los fraccionamientos se marcó como no fraccionable. Hoy además el uso de la zona costera está claramente regulado por la Ley de Ordenamiento Territorial (18308), la que incluso brinda las herramientas legales para lidiar con estos casos indicando las responsabilidades que por acción u omisión corresponden.

Igualmente, a la vista y paciencia de todas las autoridades se han implantado carteles que proclama propiedad privada de la playa. De los dos paradores originales, uno no ha funcionado en varios años y solo queda allí una guardia de prefectura las 24 horas paga por la Intendencia de Maldonado. Al otro se le han adicionado apartamentos.
Con servicio de TV satelital y varios galpones. En uno de ellos justo sobre la playa funciona una planta procesadora de pescado. El toque de color
le da el fuerte verde de la vegetación justo donde el parador, los apartamentos y la planta dejan salir sus desechos sanitarios a la arena. Contra la ruta se han arrasado las dunas y la vegetación nativa para posibilitar la aparición de "estacionamientos privados tarifados".

Incluso en lo que comenzó como un quiosco para que operara una inmobiliaria, se construyó una casa y tres apartamentos que se anuncian para alquilar con carteles y en internet. Para ello también se eliminaron con maquinaria pesada las dunas

La ironía se completa cuando vemos como la cartelería que anuncia la venta de terrenos y el alquiler de casas comparte espacio con la del MVOTMA con indicación de multas de 25UR por circular con vehículos en esas mismas dunas.

Aún estamos a tiempo de lograr el desarrollo ordenado de la zona, como en muchas otras cosas, los elementos legales existen, es solo cuestión de voluntad y firmeza para hacerlos cumplir, sin amiguismos y en beneficio de todos.

Raúl E. Viñas
Sociedad “Amigos del Viento”


Flujos turísticos mundiales: una mirada desde lo ambiental

Una representación del mundo globalizado es la del espacio terrestre siendo atravesado por una gran cantidad de flujos visibles e invisibles: el comercio, Internet, las migraciones, y uno de ellos que nos interesa particularmente: el turismo
Con el objetivo práctico de aunar criterios, y a los efectos de recabar información para las estadísticas de los países, la Organización Mundial del Turismo (OMT) define el turismo como una actividad que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos al de su entorno habitual, por un período de tiempo consecutivo inferior a un año, con fines de ocio, negocios y otros. La OMT considera como “visitante” al viajero que realiza esta actividad y tiene como principal motivo del traslado uno distinto al de ejercer una actividad remunerada en el lugar visitado.  Con ello el flujo turístico se distingue claramente de las categorías de migrantes explicadas anteriormente.
Los visitantes comprenden dos grupos: los “turistas”, quienes permanecen por lo menos una noche por lo menos en un medio de alojamiento colectivo o privado en el país visitado, y los “excursionistas”, que no pernoctan. Los turistas y los excursionistas pueden ser internacionales o internos, según viajen fuera o dentro de su país de residencia.
La génesis del turismo se da en el siglo XIX europeo. “Tourist” era quien hacía el “grand tour”, un viaje por la Europa clásica, que tenía finalidad de ocio y educativa en un sentido amplio. El desarrollo de los medios de transporte – primero el tren y luego el barco – amplió el radio de acción de estos viajes, al tiempo que aparecían las primeras guías de viaje y se levantaban los primeros grandes hoteles en la Costa Azul y las grandes capitales europeas. Esta actividad de ocio estaba sólo al alcance de una minoría adinerada de aristócratas y burgueses. Es recién en el post-guerra, con la instalación del estado de bienestar en los países industrializados y el desarrollo del automóvil –fundamentalmente en los EEUU – y la aviación comercial, que el turismo pasa a ser una actividad de masas. A partir de entonces el turismo internacional ha registrado un crecimiento ininterrumpido y las proyecciones van en el mismo sentido Su evolución está altamente correlacionada con los períodos de auge económico: la misma se retrae en períodos recesivo, pero se recupera rápidamente una vez pasado el ciclo de crisis económica.

El turismo está íntimamente ligado a la movilidad espacial. Dicha movilidad es selectiva, vale decir que los flujos se concentran desde y hacia determinadas partes del mundo. Los dos grandes espacios turísticos mundiales son: Europa occidental y mediterránea, y Norteamérica, comprendiendo también el Caribe y México. Los flujos internacionales principales son los que unen Norteamérica a Europa y el Caribe, los que conectan Europa septentrional con el sur del continente, y los que parten desde Japón hacia el sudeste asiático. Los flujos de media distancia son muy densos en Europa, fenómeno en el que juega un papel fundamental la extendida red de transporte carretero y ferroviario y la calidad de la misma. Últimamente los vuelos “low cost” están compitiendo con el tren, lo que ha obligado a las empresas a bajar sus tarifas, las cuales procuran mantener su puesto como medio de transporte preferido en el Viejo Continente, subrayando sus ventajas en cuanto a puntualidad y arribo directo al centro de las ciudades. Por su parte, los recorridos de larga distancia, que tienen una dirección Norte-Sur, son todavía de menor intensidad: de Europa y Norteamérica a Sudamérica (fundamentalmente Brasil y Perú), de Europa a África (Kenya y Sudáfrica) y a Asia (India y Tailandia).

Los llamados “destinos turísticos” constituyen los fijos de estas redes. Vale decir los puntos de emisión y recepción. Su estructura y dinámica actual responden aun a una concepción clásica del turismo, centrado en los atractivos de “sol y playa” y patrimonio cultural. Las imágenes mentales de la playa como lugar de solaz y de los sitios históricos y arqueológicos como lugares de interés cultural a nivel masivo se conformaron para el público europeo recién a fines del siglo XIX. Ello explica la gran afluencia, por ejemplo, a la zona del Mediterráneo, que combina ambos atractivos, al igual –aunque en menor grado- que México. Este país es actualmente el destino más visitado de América Latina, con 22,6 millones de personas. El turismo de sol y playa tiene otros fijos importantes en el Caribe y el sureste asiático, si bien en estos dos destinos juega también como factor el denominado “turismo sexual”. La explotación de hombres y mujeres jóvenes –y a veces incluso niños y niñas- por esta actividad constituye una de las caras más negativas del turismo, que se está combatiendo y controlando. En cuanto al turismo cultural, su oferta es muy variada, y en el mismo Europa lleva la delantera. Francia (79,3 millones), España (57, 3 millones) e Italia (42,7 millones) ocuparon en 2008 respectivamente el primer, tercer y quinto puesto en las preferencias mundiales. Pero China –que ese año ya estaba cuarta, con 53 millones de turistas- al tiempo que México, Perú y el norte de África están cobrando una importancia creciente.

Los fijos del turismo en cuanto oferta tienen la particularidad de ser constructos sociales y culturales. Vale decir, para que un lugar se convierta en un atractivo turístico no es construido en base a su dotación de recursos naturales, paisajísticos y/o patrimoniales, y a la creación de una imagen concomitante. En ello juegan tanto factores materiales como psicológicos. Es necesaria toda una infraestructura y una preparación del personal destinada a satisfacer los gustos del turista, así como también una presentación del lugar que colme e incluso supere las expectativas previas del mismo. Los aspectos psicológicos se refieren a las experiencias no-turísticas (cotidianas) de las que el sujeto quiere escapar, la puesta en valor de los lugares a través de una determinada imagen, el marketing turístico, etc.

La actual tendencia del turismo en la era global es hacia una diversificación de la demanda y de la oferta. Ya no se concibe sólo un turista - tipo deseoso de disfrutar de la playa o de un sitio histórico. De ahí el surgimiento de diferentes modalidades de turismo, adaptadas a distintos estratos etarios, niveles económicos y gustos: el turismo aventura, el turismo rural, el turismo de cruceros, etc. Esos fijos tan especiales que son los atractivos turísticos deben ser, en todos los casos, “lugares soñados”, y que ese sueño pueda transformarse en realidad con un simple traslado.

002

Crecimiento real y proyectado de la demanda turística

Fuente: OMT (2002)

¿Cuál es el panorama actual del turismo en cuanto a flujo de visitantes? Tras un 2009 difícil debido a la crisis financiera internacional, según la OMT las llegadas de turistas internacionales crecieron un 7% en los dos primeros meses de 2010 en todo el mundo. El crecimiento fue mayor en destinos no tradicionales, que sin embargo vienen mostrando desde hace  unos años esa tendencia: Asia, África y Oriente Medio. Se destaca el rápido crecimiento de China como foco emisor. La OMT prevé que para este año las llegadas de turistas internacionales crezcan entre un 3% y un 4%.

Las proyecciones al 2020 señalan que para ese entonces habrá 1.600 millones de turistas, cifra que duplica a la actual. Si bien se mantendrá la supremacía de los dos fijos principales, su participación en el mercado caerá, ubicándose en el 45,9% para Europa y el 18,1% para Norteamérica. Como en otros aspectos de la economía globalizadas, el área de mayor crecimiento será el Asia Pacífico, que alcanzará los 390 millones.
Desde un enfoque basado en la sustentabilidad ambiental, es claro que resulta imprescindible prevenir y mitigar los impactos del turismo sobre el medio físico-natural y sobre las culturas locales. Con frecuencia el intento de puesta en valor de los lugares –en especial en la modalidad “sol y playa”- ha deteriorado la belleza natural de los mismos, generando un fenómeno que se conoce como “cancunización”, debido justamente a la transformación paisajística de carácter negativo que sufrió esa localidad en México. Por su parte, la afluencia de turistas a determinados destinos (México, Caribe, Sureste asiático) ha dado lugar a un tipo de encuentro con la población local que, en lugar de promover el intercambio cultural, posibilitando un mutuo enriquecimiento desde el punto de vista humano, ha degenerado en la prepotencia y el servilismo. El denominado “turismo sexual” es la expresión más descarnada de este fenómeno.

003

Está claro que el turismo de masas, que es en realidad el que mueve a la mayor cantidad de personas y capital, no es una modalidad sustentable de la actividad. Ya en los años 60 comenzó a originarse una visión crítica de este tipo de turismo masivo y anónimo. El nuevo paradigma del Turismo Sustentable y Responsable apunta a una visión y práctica más amplia del turismo, como un encuentro entre personas y culturas, donde están valores en juego. El mismo es considerado no sólo como fuente de empleo e ingresos fiscales, sino como un factor potencial de desarrollo local y de vida buena para todos los involucrados, tanto anfitriones como huéspedes. La propia OMT ha tomado elementos de esta visión, incorporándolos en documentos oficiales, como el Código Ético Mundial para el Turismo (2001).

Álvaro González Gervasio.
Adaptado de “Geografía 5. Mundo, ambiente y territorios del siglo XXI” (2011) Ediciones Espartaco. Montevideo.


¡Y nos fuimos a la Patria Gaucha!

Como habíamos planificado, el viernes 4 de marzo, en la tardecita, partimos rumbo a Tacuarembó para participar de la fiesta gaucha más grande del País. (Ver fotos).
Llegamos al camping de Valle Edén a eso de las 23:00 horas, armamos campamento, cenamos y a dormir!!

El sábado en la mañana partimos hacia la ciudad de Tacuarembó (20 Kmts.) para ser espectadores del desfile de caballería gaucha.

¡¡5000 jinetes!!

Vuelta al camping, almuerzo, siesta como corresponde y en la tarde volvimos a la ciudad para ir hasta la Laguna de las Lavanderas en donde se desarrollaba la Fiesta de la Patria Gaucha.

005

Recorrimos las diferentes aparcerías y nos quedamos a ver el festival de música en donde cerró cantando Soledad. A eso de las 2 a.m. de domingo, luego de una cena en el lugar, volvimos al camping.

El domingo anduvimos de recorrida por Valle Edén.
Fuimos a conocer las Marmitas. Una formación geológica por la erosión del agua durante decenas de miles de años. También en las Marmitas se da el ingreso de agua al Acuífero Guaraní.

Pasamos por el museo Carlos Gardel, la estación de Trenes, la escuela con la vista más maravillosa que se pueda tener (¿Cómo harán maestras y niños para concentrase? ¡Yo quiero trabajar en una escuela así!), también pasamos por la comisaría. Según dice la gente, la más linda del país.
006

El lunes sobre las 11:00 a.m. comenzamos el regreso, que como no podía ser de otra forma, nunca es directo.

Comenzamos paseando por Paso de los Toros, recorrimos el camping (siempre conviene conocer lugares probables de acampe) y nos fuimos a la Represa del Rincón del Bonete. Allí almorzamos en un hermoso monte junto al lago en donde nos dimos sendos baños.

Retomamos la Ruta 5 y pasamos por Durazno, recorrimos el centro y pasamos por el camping "33 orientales" a orillas del Río Yí.

A eso de las 21:00 cuando íbamos a retornar a la ruta, los chicos suplicaban por un helado. Encontramos una  heladería en la calle principal y mientras los degustábamos nos enteramos que a las 21:30 comenzaba el desfile de carnaval, así que nos quedamos!
Finalmente llegamos a Montevideo a las 3:00 a.m. aprox.

Reflexión: más allá de que pasamos espectacularmente, que disfrutamos de la hospitalidad de la gente del interior de nuestro país, me pregunto:
¿Por qué puede organizarse en el interior una fiesta donde participaron unas 5000 personas armadas (facones, lanzas...) y no hubo ni un incidente a pesar del alcohol que corría y mucho? ¿Por qué en Montevideo juntamos unas pocas personas y ya se arma lío?

Prof. Fernando Peña
Fuente: http://camping-uy.blogspot.com/2011/03/y-nos-fuimos-la-patria-gaucha.html
(autorizado personalmente para la página de IUTUS --- ¡gracias Fernando!)

 

Novedades